¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Termostatos inteligentes: una solución climática que ahorra energía y dinero

June 27, 2019

Algunas respuestas inteligentes al cambio climático pueden parecer posibilidades remotas, pero los termostatos inteligentes son una solución al alcance de la mano.

¿Qué tienen que ver los huevos incubados con el cambio climático? En 1650, el holandés Cornelius Drebbel inventó un horno para incubar huevos. Su invento utilizaba un termostato de mercurio y una toma de aire para controlar la temperatura de incubación, al regular el paso de una mayor o menor cantidad de aire a través del horno. Se cree que éste fue el origen del primer termostato. 

Tres siglos después, Warren Johnson, un profesor de Wisconsin, sentía una gran frustración por la temperatura de sus salones de clase (léase: ¡invierno en Wisconsin!). Ya que la caldera del sótano era la responsable de calentar el inmueble en el que daba clases, era necesario buscar al conserje para encenderla el que, además, se encargaba manualmente de hacer variar la temperatura. Esta frustración lo llevó a crear el primer termostato eléctrico en 1883. El nuevo invento de Johnson incluía una campana que alertaba al conserje para ajustar el regulador de la caldera. Pero él no se detuvo ahí y fundó la “Johnson Electric Service Company” conocida hoy como “Johnson Controls” que figura entre las 500 compañías más importantes del país.

Smart Thermostats

Cornelius y Warren encontraron soluciones innovadoras para resolver sus problemas de calefacción y refrigeración. Su trabajo sentó las bases para una nueva y mejor respuesta a uno de los más grandes retos que enfrentamos: el cambio climático. La solución es el termostato inteligente.

¿Qué es un termostato?

La palabra termostato es una combinación de dos antiguos términos griegos: thermos, que significa caliente y statos, que significa estable. Por lo tanto, un termostato es algo que mantiene la temperatura. Un termostato no es un termómetro, el cual simplemente mide la temperatura. Un termostato se usa en cualquier dispositivo que regula calefacción y refrigeración. Se lo puede encontrar en los sistemas de calefacción de inmuebles, calefacciones centrales, unidades de aire acondicionado, climatización (HVAC), calentadores de agua, hornos y refrigeradores; así como en incubadoras médicas y científicas.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Los dos tipos más comunes de termostatos son: mecánicos y electrónicos. El sensor de temperatura en un termostato mecánico está compuesto por dos piezas de metal. Cuando el aire interactúa con estas piezas metálicas, se expande o contrae de manera irregular, lo que indica al termostato el rango de temperatura a mantenerse en un espacio o inmueble. Por lo tanto, los termostatos mecánicos se calibran para acercarse a la temperatura real de una habitación. Las temperaturas pueden variar +/- 5 grados en relación con la configuración inicial del termostato. Un termostato mecánico puede compararse con un interruptor de encendido y apagado.

En contraste, los termostatos electrónicos tienen sensores digitales que leen la temperatura de un área. Estos no exceden 1 grado de diferencia en relación con la configuración inicial, por lo que son más precisos y sensibles que los mecánicos. Este pequeño rango en la fluctuación de temperatura también puede ayudar a reducir el consumo de energía. Incluso, los termostatos electrónicos son programables para diferentes momentos del día y de la semana, por lo que se ahorra dinero y energía al eliminar la necesidad de mantener un inmueble cálido o fresco cuando nadie está en su interior.

¿Qué hace inteligente a un termostato?

Los termostatos inteligentes (también llamados termostatos learning o wi-fi) controlan la temperatura y su respuesta está completamente a otro nivel. Estos dispositivos conectados a internet utilizan algoritmos y sensores para recopilar y analizar grandes cantidades de información sobre calefacción y refrigeración. Los ajustes del termostato aún pueden hacerse para que la temperatura aumente o disminuya, pero el termostato inteligente registra las preferencias de temperatura, y memoriza y ajusta los hábitos de consumo de energía.

La herramienta de demanda-respuesta de los termostatos inteligentes más recientes pueden reducir el uso de energía en horas pico de consumo, precio y de emisiones de carbono.

Estos termostatos pueden detectar si un inmueble está habitado, aprenden las preferencias de quienes lo habitan y ayudan a encontrar el modo más eficiente de consumir energía. La herramienta de demanda-respuesta de los termostatos inteligentes más recientes pueden reducir el uso de energía en horas pico de consumo, precio y de emisiones de carbono. Estos termostatos también cuentan con herramientas de control remoto que permite a los usuarios hacer cambios desde un teléfono inteligente, tablet o laptop.

¿Cómo podría un termostato inteligente ser una solución al cambio climático?

Las emisiones de efecto invernadero se producen cada vez que se utiliza energía no renovable para calentar o refrescar un inmueble. Los termostatos inteligentes proporcionan los medios para tomar decisiones inteligentes que reduzcan el uso de combustibles fósiles como fuentes de energía al aprender nuestras preferencias de temperatura. Por ejemplo, durante los meses de verano, un termostato inteligente aprenderá en qué momento encender el aire acondicionado, poco antes de que tu familia llegue a casa.

Opciones como esta pueden reducir la demanda de electricidad producida por centrales eléctricas y, a la vez, reducir el calentamiento global causado por las emisiones de carbono. Los termostatos inteligentes demuestran que la cantidad de combustible fósil consumido puede ser más de lo que es necesario, ayudando a los usuarios a identificar su gasto energético. Tales hallazgos llevan a generar cambios de conducta que ayudan a reducir costos, consumo de energía y demanda de combustibles fósiles que dañan a la población y al planeta.

Nosotros calculamos que el uso de los termostatos inteligentes podría aumentar de un 0.4% a un 46% de los hogares con acceso a internet para el año 2050. Así, 704 millones de hogares tendrían uno. La reducción en el uso de energía podría evitar 2.6 gigatoneladas de emisiones de dióxido de carbono. Los rendimientos de la inversión son altos: los termostatos inteligentes podrían generar un ahorro de $640 mil millones por el pago de servicios a sus usuarios en el año 2050.

Project Drawdown

¿Quién se hubiera imaginado, hace 400 años, que el termostato de la incubadora de Drebbel ayudaría a concebir una solución climática para un mejor futuro? Es hora de ser inteligentes con el rendimiento energético mediante el uso de soluciones modernas e innovadoras, ya que decisiones personales como el uso de termostatos inteligentes pueden tener un impacto global.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
El Cambio Climático
Repensando la conveniencia de los plásticos de un solo uso 
by Outrider Staff
El Cambio Climático
El poder del viento: la causa que realmente tiene un efecto 
by Outrider Staff
Protestors
El Cambio Climático
¿Cómo puedes ayudar?