¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

¿Qué es lo que puedes hacer?

Las armas nucleares afectan tu vida y amenazan tu comunidad. ¿Qué puedes hacer al respecto?

Hasta que la carrera armamentista no se detenga. Hasta que no tengamos un mundo de paz y justicia, no nos iremos a casa y nos callaremos. Nos iremos a casa y nos organizaremos.

Dra. Randall Forsberg, dirigiéndose a un mitin pro-desarme, 13 de junio de 1982

La idea generalizada a favor de las armas nucleares –que estas nos mantienen a salvo– perpetúa un régimen peligroso. Uno que permite a dictadores inestables tener como rehenes a naciones enteras. Muchas personas alrededor del mundo han decidido que están hartas de esta situación, pero ¿qué es lo que los ciudadanos pueden hacer?

Cursos de acción

Infórmate

La mayoría de la gente no piensa mucho en las armas nucleares, pero tú si puedes (y debes). Aprende sobre el tema; entiéndelo y discútelo con la gente que te rodea. Sigue el debate.

Para empezar, aquí hay algunos sitios (en inglés):

Organízate

A principios de los ochenta, el Movimiento para Frenar las Armas Nucleares (Nuclear Freeze Movement) se opuso a la propuesta de la administración Reagan de un incremento masivo de las armas nucleares. La presión de este movimiento forzó a Reagan a iniciar negociaciones sobre limitación de armamentos con la Unión Soviética.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

En la actualidad, grupos como “Global Zero” o “ICAN” están movilizando a bases ciudadanas y a la comunidad internacional para trabajar conjuntamente y generar un cambio. En 2017, ICAN ganó el Premio Nobel de la Paz por su papel a favor del Tratado de las Naciones Unidas sobre la Prohibición de las Armas Nucleares. Los ciudadanos comunes son el motor de estas iniciativas y, cuanto más gente participe, más crecerá el movimiento y más fuerte será su voz. Puedes considerar participar como voluntario o donar dinero.

Habla con tus representantes

Contacta a tus representantes en el Congreso. Existen muchas formas para hacerse escuchar: manda cartas, habla por teléfono, escribe correos, manda un fax o tuitea. Muchos representantes reciben donaciones de importantes compañías dedicadas al desarrollo de armas nucleares, como Northrop Grumman y Boeing. Recuérdales a tus representantes que deben defender tus intereses, no los de cabilderos nucleares. Ejerce tus derechos democráticos, ya que estos pueden hacer la diferencia.

Senator Cardin is seen on the congressional floor, behind his name tag.

El Senador por Maryland, Ben Cardin, compareció a la luz de la preocupación de sus electores sobre las leyes que norman la autoridad del presidente para ordenar el uso de armas nucleares.

Ben Cardin Senate Webpage

Últimamente me han preguntado muchas veces: ¿Puede realmente el presidente ordenar un ataque nuclear sin ninguna restricción? El pueblo estadunidense se está haciendo esta pregunta cada vez más.

Senador de los Estados Unidos por Maryland, Ben Cardin. Noviembre de 2017

Estos sitios web te ayudarán a contactar a tus representantes:

Vota

Cuando decidas por quién votar, infórmate sobre lo que tus candidatos piensan de las armas nucleares. Toma en cuenta este factor para decidir tu voto, incluso en las elecciones locales y estatales. Si un candidato no tiene una postura oficial, escribe o llama a su oficina para solicitarla. Demuéstrales que se trata de un asunto de interés público.

Dona

Las armas nucleares están mucho más integradas a nuestra economía de lo que el público cree. Los portafolios de inversión son complejos y muchos no pueden nombrar cada una de las compañías en las que su banco invierte. Tú puedes asegurarte de que tus inversiones se encuentren en bolsas o fondos socialmente responsables que no financien armas nucleares. También puedes donar dinero a organizaciones que abogan por la reducción del número de armas nucleares. Aquí hay algunas que podrías considerar:

Crea, admira y habla de arte

El arte puede hacer que los horrores de la guerra nuclear cobren vida. Películas y novelas sobre las armas nucleares y sus secuelas han tenido un impacto mayor que los artículos académicos. Escultores, novelistas, poetas, pintores, directores de cine y músicos han utilizado su trabajo para difundir el mensaje de la no proliferación. Si tú eres un artista, usa tu plataforma para informar y empoderar a la gente, así como para hacer propia la conversación sobre las armas nucleares. Si disfrutas del arte, busca obras que aborden el tema y coméntaselas a tus amigos.

Hazlo tu trabajo

Si te apasionan los temas nucleares, considera dedicar tu vida profesional a estos. Abogados, científicos y profesionales que trabajan en organizaciones sin fines de lucro, pueden ayudar a lograr avances hacia la eliminación de las armas nucleares. Académicos, en áreas como la sociología y las ciencias políticas, pueden dedicarse a los temas políticos nucleares. Periodistas y maestros pueden educar y difundir conocimiento para motivar a muchos a involucrarse en el tema. Si eres joven y aún estudias, considera alguna de estas opciones profesionales. Si eres un adulto y ya trabajas, considera tu espacio profesional como una plataforma y pregúntate: ¿podría contribuir a generar un cambio?

¿Qué pasaría si una bomba nuclear explotara en tu patio trasero?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
A man in a suit leads a protesting crowd holding a banner that reads, 'Freeze the arms race'.
Las armas nucleares
El movimiento contra la carrera armamentista 
A preliminary U.N. meeting about the ban.
Las armas nucleares
El tratado de las Naciones Unidas para prohibir la bomba 
Las armas nucleares
Acciones locales para cambios globales 
by Jasmine Owens / Tara Drozdenko