¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Mostrando el camino: las medidas locales posibilitarán o harán fracasar el nuevo y agresivo plan de acción climática de EE.UU.

by Isatis M. Cintron-Rodriguez
June 10, 2021

El mensaje inequívoco del gobierno de Biden sobre el retorno de los Estados Unidos a la lucha climática fue recibido tanto con esperanza como con escepticismo.

Durante la Cumbre Climática de Líderes, el gobierno de Biden reveló su nuevo compromiso de reducir las emisiones a la mitad para el 2030 y alcanzar una meta de cero emisiones para el 2050. Si bien este nuevo compromiso es un importante paso hacia adelante, es todavía incompatible con la meta de 1,5°C del Acuerdo de París. Para lograr este objetivo, será necesario que el mundo alcance una reducción de 45% para 2030. Hasta el momento, los compromisos mundiales, incluidas las Contribuciones Climáticas Nacionales (NDC) han supuesto un 1% de la reducción de emisiones de carbono necesarias. La última NDC de EE.UU. reduce esta brecha de emisiones para 2030 y coloca a los Estados Unidos entre los cuatro  [países] con compromisos más ambiciosos a nivel económico para 2030.

Sin embargo, dada la cuota histórica de los Estados Unidos, este objetivo debería haber sido por lo menos una reducción de entre 57-63% por debajo de los niveles de 2005. El gobierno de Biden mandó un mensaje inequívoco: Estados Unidos ha vuelto [al ámbito climático internacional]. Sin embargo, hay muchos problemas por resolver, incluyendo el papel de liderazgo climático de los EE.UU., que está ligado a los límites del gobierno federal para reducir las emisiones nacionalmente.

A pesar de la increíblemente ambiciosa propuesta, no se logró convencer a los grandes emisores [de gases] del mundo China, India y Rusia, de comprometerse a nuevas metas de reducción. Algunos países todavía están respondiendo a los Estados Unidos, y muestran interés en colaborar. La Cumbre Climática de Líderes presentó compromisos importantes, incluidos el aumento de los compromisos de Japón y Canadá para 2030, que son ahora de 46% y 40-45% respectivamente. Escuchamos el compromiso de Corea del Sur de ponerle fin a todo financiamiento público para generar energía de carbón en el extranjero. Brasil, cuyos dirigentes se han opuesto recientemente a la política ambiental, prometió la neutralidad para 2050 y duplicó el financiamiento para el cumplimiento de la normativa ambiental, en respuesta a las demandas estadounidenses de medidas climáticas más agresivas. Existe aún una enorme brecha de emisiones y un abismo entre los compromisos y las medidas que debe cerrarse.

 

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

¿Qué puede hacer Estados Unidos para reestablecer un liderazgo climático que obligue a otros países a dar pasos más acelerados y así mantenerse dentro del presupuesto de carbono de 1,5°C? La gran parte del trabajo empieza en casa. El escepticismo sobre las metas de EE.UU. se debe a los grandes cambios y giros de 180 grados que nuestro gobierno viene haciendo en el ámbito climático internacional. Pues entonces, para que EE.UU. recupere confiabilidad y credibilidad, sus metas climáticas deben sobrevivir un término presidencial. La administración del presidente Biden ha trazado una ambiciosa línea de acción. Aunque no es suficiente para cumplir con la trayectoria de 1,5°C, lograr ese ambicioso objetivo para 2030 no será fácil y requerirá tanto aceptación política como un enfoque que incluya a toda la sociedad. Esto significa que el Congreso, las autoridades reguladoras, los estados y los municipios tienen que tomar medidas para garantizar que nuestro compromiso climático sea duradero. Tenemos que hacer todo lo posible para lograr una transformación climática de la economía energética de los Estados Unidos que no pueda revertirse.

La administración de Biden ve el clima a través de un lente de creación de empleos, crecimiento económico y un mejoramiento de la infraestructura. Esta propuesta se presenta en forma de un proyecto de ley de infraestructura, que canalizaría miles de millones hacia la energía renovable y la infraestructura verde. Además, establece un estándar de energía limpia como mandato general para que el 80% de la electricidad generada en EE.UU. provenga de fuentes de carbono cero para 2030. Esto será una señal para el mundo entero de la transformación que ha estado esperando. En el presupuesto del gobierno está la promesa de generación de empleos y un impulso a la economía por medio de la innovación. Para que este proyecto de ley se aplique sobre terreno, los beneficios de la acción climática deben extenderse y sentirse en todo el país. Además, debe garantizar que existe un ambiente que permita la creación y la puesta en marcha de empleos. Es aquí donde la intersección entre el Congreso y la acción climática local determinará nuestro éxito en revertir las tendencias del cambio climático.

Las comunidades y los diversos sectores en todo el país están impulsando este trabajo crucial para resolver la crisis climática. Los lugares donde la energía solar y eólica son muy populares, son las comunidades en las que se están notando los beneficios. Pues entonces, Estados Unidos puede renovar su despliegue de energía limpia y sus estrategias de adaptación aprovechando las iniciativas ya existentes. Por ejemplo, las tierras de los nativos americanos en los Estados Unidos continentales tienen 17,6 TWh de potencial de energía solar, una cantidad asombrosa considerando que el total de la electricidad a escala de servicios públicos que se genera en Estados Unidos en 2018 fue de solamente 4,2 TWh. Los pueblos indígenas son los guardianes responsables para la protección del 80% de la biodiversidad que tenemos hoy en día.

Tradicionalmente, estas comunidades han sufrido de la explotación energética por parte de compañías de combustibles fósiles, lo que las ha hecho dependientes del carbón, mientras que al mismo tiempo no han logrado tener acceso básico a la energía en sus hogares.   Organizaciones como Native Renewables, Native Sun Community Power Development y Red Cloud Renewable Center están trabajando para proporcionar acceso y promover la energía limpia y una economía sostenible para las naciones nativas mediante sistemas solares fotovoltaicos accesibles, extensión y capacitación de la fuerza laboral. Las escuelas también están impulsando la reducción de las emisiones en California a través de SEI Energize Schools lo que supone un ahorro de 915.000 kWh de energía eléctrica, que equivale a casi 130.000 dólares de ahorro para más de 400 escuelas y evita más de 370.000 libras (167.829 kg) de emisiones de carbono.

Además, cooperativas como Earth-Bound Building y Boricuá trabajan para que la agricultura poco productiva vuelva a la sostenibilidad mediante la construcción de infraestructura ecológica y brigadas de apoyo a las pequeñas granjas y proyectos basados en la tierra. Los sistemas alimentarios también son una parte importante de esta ecuación, ya que representan 30% de las emisiones globales. Por tanto, es imperativo continuar avanzando en nuestro mecanismo de producción de alimentos.

 

El Dr. Alex Mercado Molina, Vicepresidente de la Sociedad Ambiente Marino trabaja en un proyecto de restauración de arrecife de coral en Culebra, Puerto Rico;

El Dr. Alex Mercado Molina, Vicepresidente de la Sociedad Ambiente Marino trabaja en un proyecto de restauración de arrecife de coral en Culebra, Puerto Rico; 

Juan L. Sanchez

Para que EE.UU. esté preparado para el clima en el futuro, tiene que intensificar la adaptación y resiliencia al cambio climático. Dado que incluso 1,5°C no es un futuro seguro, los impactos desproporcionados del cambio en los patrones climáticos y el aumento del nivel del mar continuarán afectando más a las comunidades de primera línea. Los arrecifes de coral ayudan a amortiguar las mareas ciclónicas y la energía de las olas. La Sociedad Ambiente Marino es una organización líder en la realización de proyectos de restauración y rehabilitación de arrecifes de coral en todo Puerto Rico para aumentar la resiliencia de las comunidades costeras. UPROSE ha liderado proyectos de adaptación climática y planificación de la resiliencia desde las comunidades, al tiempo que ha promovido políticas que conducen a la justicia ambiental y a la resiliencia climática. Es necesario que las comunidades, que son las más afectadas, nos guíen hacia un futuro en el que todos podamos prosperar. Se pueden encontrar muchos otros puntos positivos en organizaciones y estados que han promulgado leyes listas para alinear las emisiones nacionales con el objetivo propuesto. Las comunidades locales y las acciones descentralizadas son la clave para mostrarle al mundo que los Estados Unidos han pasado a la acción y están cumpliendo con sus obligaciones climáticas.

Isatis M. Cintron-Rodriguez (candidata a Doctorado) es una investigadora puertorriqueña del clima, a quien se le concedió la Beca de investigación de post grado de la National Science Foundation (NSF) para estudiar los impactos de la contaminación atmosférica de la criosfera y posibles medidas de mitigación. Trabaja en la intersección de la diplomacia climática cívica, el desarrollo de estrategias y la organización comunitaria para la acción climática y los derechos humanos en América Latina y el Caribe (LAC por su sigla en inglés). Es la coordinadora regional para LAC de Citizens Climate Lobby/International (CCI), que está centrada en el fomento del financiamiento inteligente para el clima, el empoderamiento climático y la participación pública tanto a nivel nacional como de la CMNUCC.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Demonstrators from several environmental groups including Extinction Rebellion and Sunrise Movement demand broad action at a youth-led climate strike near City Hall on December 6, 2019 in New York City.; Getty
El Cambio Climático
Regreso al Acuerdo de Paris: Un primer paso en la abrumadora carrera en contra el cambio climático 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez
Inuit Mother and Daughter on Baffin Island, Nunavut, Canada; Getty
El Cambio Climático
ACE: Catalizando la transformación de la crisis climática a una economía sustentable y justa para todos 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez
climate protestors
El Cambio Climático
El Nuevo Pacto Verde ayudará a proteger a los afroamericanos en los Estados Unidos – y a todos los demás  
by Terrell J. Starr