¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Una de las soluciones de la naturaleza al cambio climático está en llamas

by Timothy J Killeen
January 16, 2020

¿Por qué el Amazonas está en llamas?

I. Es un año excepcionalmente seco.

Sin embargo, esto no es inusual. En 1987 y 1998 ocurrieron incendios similares y en la década del 2000 también hubo uno o dos años con mucho humo (2005 y 2010). Además, hay amplia evidencia en muestras de suelo que indica que se han producido incendios con regularidad en toda la Amazonía durante el siglo.

Las secuelas de un incendio en la Amazonia que ocurrió antes de 2019.

Las secuelas de un incendio en la Amazonia que ocurrió antes de 2019.

Getty Images

El año en que se registraron más incendios fue 1926, durante una sequía masiva en la Amazonía causada por el fenómeno de El Niño / La Niña, que es un sistema "dipolo" que invierte las corrientes oceánicas y los vientos alisios que afectan el clima en todo el mundo. Recientemente, se identificó un sistema dipolar similar en el Atlántico Tropical Norte que también influye sobre el clima de la Amazonía. Los dos dipolos oscilan en diferentes ciclos plurianuales, pero se alinean periódicamente y causan intensas sequías (1997-1998) o inundaciones de gran alcance (2012).

II. El cambio climático causa que estos dos sistemas oscilen entre las fases húmedas (La Niña) y secas (El Niño) con mayor frecuencia e intensidad.

Los eventos más extremos, incluidas las sequías y las inundaciones, solían ocurrir una vez por siglo, pero ahora ocurren con una frecuencia cercana a los diez años, mientras que los eventos a escala de década ocurren una vez cada pocos años. Los modelos climáticos mundiales han pronosticado durante mucho tiempo un aumento en la intensidad de los eventos extremos. Desafortunadamente, las cosas empeorarán antes de mejorar, particularmente en el sur del Amazonas, que se ve más fuertemente afectado por los eventos climáticos relacionados con el dipolo del Atlántico Norte Tropical.

Episodios cálidos de El Niño.

Episodios cálidos de El Niño.

NOAA

III. El fuego es un importante instrumento de manejo que utilizan los agricultores y ganaderos a lo largo y ancho del Amazonas.

Cada año, se originan decenas de miles de incendios en pastizales y tierras de cultivo para lidiar con las malezas o para deshacerse de los árboles muertos como resultado de los sistemas de producción agrícola predominantes (ver más abajo). La temporada de incendios ocurre entre julio y septiembre y la mayoría de las veces las sociedades toleran estos incendios porque ocurren en áreas agrícolas o zonas fronterizas. Sin embargo, en los años de sequía, los incendios agrícolas "escapan" al bosque y se convierten en "incendios forestales" que pueden quemar cientos de miles de hectáreas de bosque natural.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Históricamente, en la Amazonía, la mayoría de los incendios forestales han sido incendios a ras de suelo de baja intensidad que provocan daños mínimos en las poblaciones de árboles. Y el bosque se puede recuperar, si se lo deja solo, particularmente en ecosistemas como el bosque seco Chiquitano en Bolivia, que tiene muchos árboles resistentes al fuego. No obstante, los incendios forestales dañan la función del ecosistema y cambian la composición de las especies; los incendios forestales recurrentes pueden conducir a la degradación generalizada e incluso al colapso de cualquier ecosistema forestal.

Se hace espacio para los pastizales.

Se hace espacio para los pastizales.

Getty Images

IV. La explotación forestal crea las condiciones que producen incendios forestales más intensos y extensos.

El tipo de tala más común en la Amazonía es la tala "selectiva", que consiste en recolectar especies comerciales y dejar el bosque [en gran parte] intacto. La tala selectiva puede ser sostenible si se adoptan ciertas prácticas (ciclos de cosecha largos, diámetros mínimos de corte, etc.), pero incluso la tala de baja intensidad crea una enorme cantidad de leña.

En consecuencia, un incendio forestal en un bosque recientemente talado arde a una intensidad mucho mayor y mata muchos más árboles. Casi todos los bosques que rodean las áreas agrícolas han sido talados, lo que los hace particularmente susceptibles al fuego y, desafortunadamente, sirven de conducto para incendios forestales que se expanden en los bosques a una mayor distancia de la frontera agrícola.

Las cosas cambiarán solo cuando el mundo decida colectivamente abordar el tema del cambio climático y adopte políticas que creen incentivos económicos reales para conservar el bosque.

Timothy J Killeen. 2019

V. La deforestación es el resultado de la actividad agrícola y la especulación de tierras.

Los incendios causados por el desmonte de tierras son mucho más intensos que los incendios utilizados para manejar pastizales y tierras de cultivo. Lo que es aún peor, debido a que están adyacentes al bosque talado, es mucho más probable que se expandan al bosque natural. En consecuencia, un aumento en la deforestación resulta en incendios forestales cada vez más intensos, especialmente en los años de sequía, cuando los propietarios aprovechan las condiciones secas para despejar más bosques de lo habitual.

La actividad económica más importante en el sur de la Amazonía es la agricultura, que incluye la ganadería y la agricultura a gran y pequeña escala. La agricultura aumenta el valor comercial de la tierra, lo que motiva a los colonizadores a adquirir tierras forestales (legalmente o no) y desmontarlas para establecer nuevas granjas y ranchos. En áreas remotas, a menudo se gana más dinero especulando con las tierras que en la actividad agrícola real, que, a pequeña escala, suele ser una empresa que apenas arroja ganancias.

VI. El impacto de las políticas y los mercados en la expansión agrícola.

La deforestación en la Amazonía brasileña alcanzó su punto máximo, en 2005, y luego disminuyó en un 80% en 2012.

La deforestación en la Amazonía brasileña alcanzó su punto máximo, en 2005, y luego disminuyó en un 80% en 2012. Desde entonces ha aumentado lentamente, pero incluso hoy la deforestación está muy por debajo de los niveles que prevalecieron entre 1970 y 2005. El auge de la deforestación fue una política deliberada del gobierno brasileño para crear una economía agrícola y su posterior disminución también fue una política deliberada para proteger las exportaciones agrícolas.

Más del 80% de la deforestación en Bolivia ocurre en Santa Cruz y está causada directamente por la búsqueda de crecimiento económico de ese departamento, que es una política que cuenta con amplio apoyo público a nivel local, regional y nacional. La demanda de tierras impulsa la demanda de carreteras, nuevas carreteras abren áreas para la expansión agrícola y, a la larga, conducen a más deforestación. Las comunidades rurales en todo el Amazonas apoyan casi universalmente la expansión de las redes de carreteras, incluso dentro de la región de la Chiquitanía de Santa Cruz, donde se han producido la mayoría de los incendios recientes en Bolivia.

VII. La deforestación y el fuego están aumentando una vez más en todo el Amazonas.

En Brasil, el reciente aumento de la deforestación es el resultado de un cambio en el gobierno. 

Desde 2012, la deforestación en la Amazonía andina (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) ha sido aproximadamente el equivalente a la de la Amazonía brasileña y la tasa anual de deforestación ha aumentado lentamente en ambas regiones. En Brasil, el reciente aumento de la deforestación es el resultado de un cambio en el gobierno; en Colombia, es consecuencia involuntaria del acuerdo de paz; mientras que en Perú y Ecuador es la continuación de un proceso de cinco décadas impulsado por los migrantes que buscan escapar de la pobreza en las tierras altas andinas.

VIII. Los científicos del clima advierten que podemos estar cerca de un "punto de inflexión" que podría conducir a un cambio catastrófico en la Amazonía.

Los incendios causados por el desmonte de tierras son mucho más intensos que los incendios utilizados para manejar pastizales y tierras de cultivo. Peor aún, debido a que están adyacentes al bosque talado, es mucho más probable que se expandan al bosque natural. En consecuencia, un aumento en la deforestación conduce a incendios forestales cada vez más intensos, especialmente en los años de sequía, cuando los propietarios aprovechan las condiciones secas para desmontar más bosques de lo habitual.

•	Los niños de la comunidad de Quitunuquina, en los alrededores de Roboré, en el este de Bolivia, juegan al fútbol con máscaras quirúrgicas debido a los incendios forestales en el área, 25 de agosto de 2019.

Los niños de la comunidad de Quitunuquina, en los alrededores de Roboré, en el este de Bolivia, juegan al fútbol con máscaras quirúrgicas debido a los incendios forestales en el área, 25 de agosto de 2019.

Aizar Raldes/Getty Images

Bolivia tiene una larga historia de migración interna y desarrollo de la agroindustria. Ambos gozan de un renovado apoyo por parte de un gobierno que busca diversificar la economía y consolidar el apoyo de las comunidades rurales. Esta dinámica ha llevado a la tasa más alta de deforestación en la historia de Bolivia, con un promedio de aproximadamente 275,000 ha / año desde 2015.

Varios modelos climáticos globales pronostican que las sinergias entre la deforestación, el calentamiento global, la sequía y los incendios forestales podrían hacer que la Amazonía pase rápidamente de un ecosistema de selva tropical a un ecosistema de sabana en la próxima década. La base de esta hipótesis es el papel que desempeña la Amazonía como una fábrica de agua y la evapotranspiración masiva de sus árboles que bombean miles de millones de toneladas de agua a la atmósfera a través de un proceso conocido como "convección profunda".

No tiene sentido descubrir el punto de inflexión específico si se lo provoca.

Thomas E. Lovejoy and Carlos Nobre. 2018

Conocida como una "bomba biótica", la conexión entre el bosque y la atmósfera crea un gradiente de presión que extrae el agua del Océano Atlántico y la distribuye a través del continente por medio de una corriente en chorro que fluye de norte a sur desde la base de los Andes. La mayor parte de la deforestación histórica se produjo al este y sur de la Amazonía, áreas particularmente susceptibles a la sequía debido a un fuerte clima estacional, por lo que ya podría haber llegado a este punto de inflexión.

No obstante, los escépticos sostienen que el "punto de inflexión" es una hipótesis y argumentan que la política de desarrollo no debería hacerse basándose en suposiciones y modelos. Sin embargo, como lo han señalado Carlos Nobre (el principal climatólogo de Brasil) y Tom Lovejoy (un distinguido ecologista forestal): "no tiene sentido descubrir el punto de inflexión preciso si se lo provoca".

IX. Conclusión

Resolver el enigma de la deforestación / los incendios forestales / el cambio climático no será fácil. Evo Morales no puede hacerlo, ni tampoco Jair Bolsonaro, Emmanuel Macron o Donald Trump. Las cosas cambiarán solo cuando el mundo decida colectivamente abordar el tema del cambio climático y adoptar políticas que creen incentivos económicos reales para conservar el bosque. Lamentablemente, las políticas actuales son inadecuadas. Por ejemplo, Noruega contribuyó con alrededor de $ 1 mil millones de dólares para la conservación forestal en Brasil en los últimos diez años, pero la cosecha de soya en el estado de Mato Grosso se valora en aproximadamente $ 6 mil millones anuales.

Cambiar los sistemas de producción requerirá recursos mucho mayores para modificar el comportamiento de aquellos que usan el fuego y la deforestación como parte de su sistema de producción agrícola.

Timothy J Killeen. 2019

Del mismo modo, Bolivia exporta alrededor de $ 1 mil millones en soya cada año, todo ello producido en tierras que anteriormente estaban cubiertas por bosques. Cambiar los sistemas de producción requerirá recursos mucho mayores para modificar el comportamiento de aquellos que usan el fuego y la deforestación como parte de su sistema de producción agrícola. También requerirá reformas muy difíciles a los sistemas legales y regulatorios que rigen el uso y la tenencia de la tierra, sin mencionar el cambio de una cultura que acepta la corrupción como un comportamiento humano normal.

En el corto plazo, tendremos que esperar a que comiencen las lluvias. Los incendios se apagarán y probablemente nos olvidaremos de ellos hasta el próximo año de intensa sequía dentro de cinco o seis años. A menos que alcancemos un punto de inflexión, pero para entonces probablemente será demasiado tarde para efectuar un cambio significativo.

Timothy J Killeen es un científico ambiental con amplia experiencia en inventario biológico, ecología del ecosistema, biología de la conservación y ciencia del cambio climático.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Protestors
El Cambio Climático
¿Cómo puedes ayudar? 
Scientist works with a portable weather station in the Arctic
El Cambio Climático
Ciencia del clima 101 
Cows by smoldering forest. Getty
El Cambio Climático
¡No hay más entradas! lanzando una bola por la acción climática 
by Brent Suter