¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

¿Pueden los seres humanos resistir el atractivo de la velocidad de las máquinas para las armas nucleares?

by Natasha E. Bajema

Integrar la inteligencia artificial en los sistemas nucleares es arriesgado y la tentación de hacerlo será cada vez mayor.

El enigma de Terminator

Imagina que puedes disfrutar una pizza recién salida del horno de tu restaurante italiano favorito en menos de ocho minutos. Por muy bueno que parezca, dependiendo de dónde vivas, esto es probablemente imposible, al menos, sin la ayuda de drones.

Ahora reflexiona sobre esto. Los expertos pronostican que los países pronto podrán utilizar armas nucleares en cualquier parte del mundo en el mismo período de tiempo. Las armas hipersónicas, los sigilosos misiles de crucero y los sistemas automatizados que usan inteligencia artificial (IA) harán que todo esto sea posible.

soldiers and politicians sit at table

MOSCÚ, RUSIA - 26 DE DICIEMBRE DE 2018: el Enviado Presidencial Especial de Rusia para la Protección del Medio Ambiente, la Ecología y el Transporte, Sergei Ivanov, el Ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, el presidente de Rusia, Vladimir Putin y el Viceministro de Defensa de Rusia, el General del Ejército, Valery Gerasimov (L-R), miran el lanzamiento del sistema de misiles hipersónicos Avangard de Rusia a través de un enlace de video del Centro de Gestión de Defensa Nacional de Rusia.

Mikhail Klimentyev\TASS via Getty Images

Los expertos nucleares advierten sobre los riesgos de integrar sistemas que utilizan inteligencia artificial en sistemas de alerta temprana, mando y control nuclear y sistemas vectores. Pero en el futuro, la tentación de hacerlo solo aumentará.

Los países que adopten sistemas que utilizan inteligencia artificial, tendrían una ligera ventaja de tiempo sobre otros. En un conflicto nuclear, tener más tiempo para tomar decisiones podría significar la diferencia entre la supervivencia de una nación y su aniquilación.

Si un país integra inteligencia artificial en sus sistemas nucleares, otros podrían hacer lo mismo. Sin embargo, existen graves peligros. Tales sistemas transferirían la autoridad para tomar decisiones de los humanos a las máquinas. Esto aumentaría significativamente el riesgo del uso accidental de las armas nucleares, de una escalada involuntaria y una guerra nuclear. Lo que se supone debería proporcionarnos seguridad y garantizar nuestra supervivencia, podría terminar matándonos a todos.

 
robot in front of Big Ben

El 23 de abril de 2013 se presenta en el centro de Londres una caricaturización de "robot asesino" durante el lanzamiento de Campaign to Stop Killer Robots, que busca la prohibición de las armas letales robotizadas que podrían seleccionar y atacar objetivos sin ningún tipo de intervención humana. La campaña para detener a los robots asesinos exige una prohibición preventiva e integral del desarrollo, producción y uso de armas totalmente autónomas.

Carl Court/AFP via Getty Images

Los principales líderes militares estadounidenses se han referido al dilema de los sistemas autónomos como el "Enigma Terminator". Incluso si los países entienden los riesgos, la "lógica" de la disuasión nuclear puede persuadir a algunos a seguir el camino de la inteligencia artificial.

La necesidad de velocidad

El tiempo siempre ha sido un elemento crítico en la configuración de la carrera nuclear. Durante la Guerra Fría, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se jactaba de que los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) Minuteman podrían alcanzar su objetivo en treinta minutos o menos. Se suponía que esto haría que los adversarios de los Estados Unidos tuvieran miedo de atacar.

 
nuclear blast door with Dominos pizza box painted on it

El misil balístico intercontinental Minuteman, llamado así por su capacidad de ataque rápido, es famoso por su caja de Domino's Pizza pintada a mano, junto con la garantía de entrega rápida, está fotografiado aquí en la puerta de acero y concreto de ocho toneladas que protege la entrada a un centro de control de lanzamiento.

National Park Service

En 1962, antes de que Estados Unidos empezara a utilizar el Minuteman de combustible sólido, el combustible líquido, extremadamente volátil, tenía que almacenarse fuera de los misiles. El combustible solo podía bombearse a los ICBM poco antes de su lanzamiento. El tiempo mínimo de quince minutos parecía una eternidad cuando cada minuto parecía estar en contra de la capacidad de los Estados Unidos de responder a un ataque nuclear. El Minuteman resolvió este problema.

La necesidad de mayor velocidad también sustenta la "lógica" de la disuasión nuclear. Para funcionar correctamente, la disuasión requiere que los adversarios coexistan en un estado de "destrucción mutuamente asegurada". En otras palabras, cada lado debe ser capaz de aniquilar al otro para evitar una guerra nuclear. Cualquier tecnología que permita a un lado llevar a cabo un ataque de desarme preventivo elimina la posibilidad de represalias y aumenta el riesgo de una guerra nuclear. Para evitar tal cosa, el tiempo es esencial.

Desde la aparición de las armas nucleares, los pensadores estratégicos se han preocupado por la velocidad de despliegue, de detección y advertencia, la velocidad de la decisión y el lanzamiento. Algunos expertos han abogado recientemente por la integración de los sistemas de inteligencia artificial en los sistemas de alerta temprana, detección y mando y control de los Estados Unidos para lograr avances en la velocidad.

En el futuro, el presidente podría no tener suficiente tiempo para contraatacar antes de la primera detonación de un arma nuclear en suelo estadounidense. Para ahorrar tiempo, la decisión de contraatacar con armas nucleares la tomaría una máquina, no un ser humano.

En el futuro, el presidente podría no tener suficiente tiempo para contraatacar antes de la primera detonación de un arma nuclear en suelo estadounidense. Para ahorrar tiempo, la decisión de contraatacar con armas nucleares la tomaría una máquina, no un ser humano. Trae a la memoria el dispositivo del fin del mundo de Stanley Kubrick en la clásica película, Dr. Strangelove. Y la mayoría de nosotros sabemos cómo terminó.

"Caramba, ojalá tuviéramos una de esas máquinas del fin del mundo".

George C. Scott como Gen. 'Buck' Turgidson en Dr. Strangelove

El tiempo ha sido corto desde hace tiempo

Sin embargo, ¿son realmente importantes los períodos cortos de toma de decisión? Si es así, ¿por qué?

Es difícil concebir que las decisiones que se toman en treinta minutos sean mucho mejores que las que se toman en quince u ocho minutos, en particular, cuando se trata de la vida o muerte de millones de civiles inocentes.

En realidad, ya hemos vivido bajo esta situación durante muchas décadas: los misiles balísticos lanzados por submarinos (SLBM) pueden alcanzar sus objetivos en menos de ocho minutos si se encuentran cerca de la costa. Por supuesto, usar estas armas de segundo ataque en un primer ataque desafía la lógica de la disuasión nuclear. El punto clave es este: el período de tiempo para la toma de decisiones nucleares ha sido corto por mucho tiempo.

 

Si esto es cierto, ¿por qué creemos que existe un nuevo problema? Stanley Kubrick lo explicó mejor en la película Dr. Strangelove: el problema existe porque "la disuasión es el arte de producir en la mente del enemigo ... el miedo a atacar". Es importante porque le tememos.

¿Es realmente necesario un dispositivo del día del juicio final?

En la actualidad, existen alrededor de cuatrocientos ICBM Minuteman III listos para ser lanzados en respuesta a un ataque nuclear. Debido a las vulnerabilidades inherentes de los ICBM, el presidente enfrentaría una presión increíble para "usarlos o perderlos". En otras palabras, la aparente necesidad de lanzar ICBM antes de que sean destruidos por un adversario exacerba la crisis del tiempo de toma de decisión.

missile in silo

Vista aérea del misil Minuteman en el tubo de lanzamiento.

Mint Images via Getty Images

¿Acaso la eliminación de los ICBM no terminaría con este problema? En un mundo sin ICBM, aquellos responsables por la toma de decisiones ya no tendrían que tomar decisiones de vida o muerte en solo minutos.

Los expertos en disuasión nuclear nos recordarían que los ICBM también ayudan a proteger a los Estados Unidos de un ataque preventivo de decapitación. Durante la Guerra Fría, un ataque preventivo contra solo cinco objetivos dentro de los Estados Unidos habría puesto en peligro su capacidad de contraatacar. En el futuro, los tiempos de toma de decisión más cortos exacerbarían el potencial de una pérdida de mando y control en un primer ataque. En tal escenario, el rápido lanzamiento de ICBM garantizaría una pronta represalia antes de la pérdida de liderazgo o comunicación.

Sin embargo, en situaciones extremadamente comprimidas, es posible que ni siquiera haya tiempo para que el presidente de los Estados Unidos tome una decisión, dé la orden de contraataque y/o se mude a un lugar seguro desde el cual lanzar un contraataque.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

En el pasado, los Estados Unidos respondieron a este problema fortaleciendo las comunicaciones y los sistemas de alerta temprana y asegurando una capacidad masiva de segundo ataque. En el futuro, bajo la lógica de la disuasión, tales situaciones parecerían "requerir" de algún tipo de dispositivo del día del juicio final para garantizar una represalia efectiva.

En lugar de considerar medidas tan extremas, ¿no sería más lógico eliminar las armas nucleares? En un mundo sin armas nucleares, ya no habría necesidad de preocuparse por los ataques de decapitación ni de automatizar las decisiones para el uso de armas nucleares.

text "nuclear free now!" written on the ground in candles

Mitin de abolición nuclear en Hiroshima.

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Los expertos en disuasión nuclear nos advertirían que, siempre y cuando los adversarios de los Estados Unidos mantengan sus armas nucleares, los Estados Unidos necesitan un elemento de disuasión nuclear creíble y eficaz para apoyar su estrategia de seguridad nacional y evitar la guerra nuclear. Según la lógica de la disuasión, la eliminación de las armas nucleares en realidad aumentaría el riesgo de su uso en caso de que un solo un país decida conservarlas.

Cuando la disuasión dicta nuestras decisiones

La estrategia nuclear de los Estados Unidos ha revelado, durante décadas, un optimismo rampante similar en la lógica de la disuasión. Se basa en una racionalidad y una disponibilidad de información. Se basa en una interpretación precisa de la señalización y cálculos. Demuestra una confianza en la capacidad de controlar la escalada nuclear. Toma como un hecho la ausencia de pánico o error de cálculo en ambos lados en medio de un ataque nuclear. Ignora el riesgo potencial de lanzamiento accidental, falsas alarmas o errores de cálculo.

De hecho, la lógica de la disuasión se ha utilizado para justificar el desarrollo de ICBM Minuteman, la producción de decenas de miles de ojivas nucleares estratégicas, el diseño de armas nucleares tácticas para su uso en el campo de batalla, los avances provocadores como los vehículos independientes de entrada múltiple y mucho más. En la actualidad, ese análisis respalda la modernización de los sistemas de armas nucleares de los Estados Unidos estimada en billones de dólares, el desarrollo de un misil balístico de bajo impacto lanzado desde submarinos y misiles hipersónicos con capacidad nuclear. Y todo esto se justifica para evitar la guerra nuclear.

La tríada nuclear de los Estados Unidos

Algún día, la lógica de la disuasión también podría dictar la integración de los sistemas de inteligencia artificial con las armas nucleares. Esto no pasará de la noche a la mañana. Más bien, ocurrirá gradualmente, de manera desapercibida y, en gran parte, fuera de la vista del público. Estamos entrando en una era en la que los sistemas de inteligencia artificial pueden hacer las cosas más rápidamente que los humanos; pueden absorber más datos, detectar matices en patrones invisibles para el ojo humano y tomar decisiones complejas en nanosegundos. Los seres humanos responsables por la toma de decisiones parecerán cada vez más los engranajes más lentos del sistema. Incluso podemos comenzar a ver la participación humana en el uso de armas nucleares como un riesgo para la seguridad. Y puede llegar el día en que los líderes decidan reemplazar a los humanos temerosos con sistemas lógicos de inteligencia artificial que operan a altas velocidades. La disuasión dictará la lógica.

La valiente decisión

¿Pueden los humanos resistir el atractivo de la velocidad de la máquina para las armas nucleares?

Depende.

Primero, debemos recordar que la llamada "lógica" de la disuasión nuclear se reduce al miedo. Y ya que el miedo no es lógico, los sistemas de inteligencia artificial no lo entenderán bien. Al eliminar el miedo humano, el criterio y el instinto del proceso de toma de decisiones nucleares, los sistemas de inteligencia artificial aumentarían el riesgo de falsas alarmas, escalada nuclear, errores de cálculo y guerras nucleares involuntarias.

En segundo lugar, debemos primero trabajar para eliminar estos riesgos. Para hacerlo, debemos buscar una mayor reducción de las armas nucleares, fortalecer las normas de no proliferación y dejar que sean seres humanos quienes tomen las decisiones mientras existan armas nucleares. En el punto más álgido de las tensiones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, incluso el presidente Ronald Reagan llegó a la valiente conclusión de que eliminar las armas nucleares era la única solución verdaderamente lógica para enfrentar su amenaza. Debemos tener el coraje de creer en un mundo sin armas nucleares y dar pasos tangibles hacia ese fin. Solo así podremos resistir el atractivo de la velocidad.

Natasha Bajema es la Fundadora y Directora Ejecutiva de Nuclear Spin Cycle y la presentadora del podcast Authors of Mass Destruction. Síguela en Twitter @WMDgirl.

Este artículo fue desarrollado en colaboración con Nuclear Spin Cycle.

Este artículo fue desarrollado en colaboración con Nuclear Spin Cycle.

Lecturas Relacionadas
A huge red and black submarine sits in a dock.
Las armas nucleares
Pagando por el arsenal de Estados Unidos 
by Stephen I. Schwartz
woman and child walk by missile display
Las armas nucleares
Preguntas y respuestas: no primer uso de armas nucleares 
by Jasmine Owens / Tara Drozdenko
A missile is paraded down a street past the the kremlin.
Las armas nucleares
Estados Unidos y Rusia: una carrera armamentista hacia ninguna parte