¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

Nuevo START, explicado

by Terrell J. Starr

El último tratado de armas nucleares entre EE.UU. y Rusia expira en febrero de 2021. ¿Por qué es importante este tratado, y cómo podría abordarlo el gobierno de Biden?

Luego de que Joe Biden ganara en el estado de Pensilvania y se convirtiera en el Presidente electo, la comunidad a favor del control de las armas nucleares respiró con alivio. Muchos tienen la esperanza de que las amenazas de Donald Trump de iniciar una nueva carrera de armas nucleares, su improductiva Cumbre de Singapur con el líder norcoreano Kim Jung-un en 2018, y su retiro del Tratado con Irán den paso a una posición nuclear más predecible y estable en el gobierno del presidente Biden. 

Pero aún con Joe Biden al mando el 20 de enero, el tratado Nuevo START, el último tratado nuclear con la Federación Rusa, expirará el 5 de febrero, 2021. Esto es menos de 16 días después de que Biden ingrese en la Casa Blanca.

President Elect Biden gives a speech

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, habla con los medios de comunicación, flanqueado por la vicepresidente electa Kamala Harris, el 9 de noviembre, 2020 en Wilmington, Delaware.

Joe Raedle/Getty Images

Mientras esperaban en largas colas para emitir sus votos, había varios temas en la mente de los estadounidenses. Para los afroamericanos, los latinos y otras personas de color, cuyos votos fueron decisivos en la elección de este año, esos temas fueron los problemas raciales, la inmigración, la economía y otros asuntos de la vida cotidiana. Y si bien muchos comentaristas expresaron su preocupación por el hecho de que Trump tenía la autoridad de ordenar un lanzamiento nuclear, es muy probable que la gran mayoría de los estadounidenses no haya considerado el Tratado Nuevo START.

Pero deberían hacerlo. Los tratados de armas nucleares son esenciales para un mundo más seguro y estable.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Moscú y Washington están en una encrucijada en lo que respecta a la no proliferación y la reducción de armas que podría decirse son tan críticas como a finales de los años 80, cuando Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev firmaron el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START I) en 1991. Muchos les dan crédito a Gorbachev, que fue premiado con el Nobel de la Paz por haber guiado a la Unión Soviética y a los Estados Unidos hacia la conclusión de la Guerra Fría, y a Ronald Reagan por sus reuniones cumbres y negociaciones durante años, por conseguir evitar una tercera Guerra Mundial. Si bien las relaciones entre EE.UU. y Rusia en este momento no están a los niveles de la Guerra Fría, la no proliferación de armas se encuentra en un momento muy crítico entre las dos naciones que poseen más del 90 por ciento de las armas nucleares del mundo. Biden se prepara a ocupar la Casa Blanca, pero no tendrá al amable Gorbachev con quien negociar la siguiente gran reducción en el número de ojivas emplazadas, y, ojalá, una reducción en el arsenal nuclear. Vladimir Putin se ha ocupado en tratar de reestablecer a Rusia como un poder miliar, y reforzar su arsenal nuclear es, ciertamente, un elemento central de ese objetivo.

Russian President Putin aboard a naval vessel

El presidente de Rusia Vladimir Putin observa un ejercicio naval desde el crucero de misiles Marshal Ustinov en el Mar Negro el 9 de enero de 2020. En los ejercicios participaron buques de guerra de la flota rusa del Mar Negro, junto con varios buques de la flota del norte. Más de 30 buques de guerra y 39 aviones, entre ellos varios bombarderos estratégicos Tu-95, participaron en el ejercicio. 

ALEXEI DRUZHININ / RUSSIAN PRESIDENTIAL PRESS AND INFORMATION OFFICE /Anadolu Agency via Getty Images

¿Qué es el Nuevo START, y qué propósito sirve?

El Nuevo START es un tratado de armas que limita a 1.550 el número de ojivas estratégicas emplazadas, una reducción de dos tercios del primer tratado que firmaron George Bush y Mikhail Gorbachev en julio de 1991. (Haz clic aquí para ver qué es una ojiva nuclear). Sin embargo, no limita el número de ojivas inactivas en el arsenal nuclear de ninguna de las partes.

Las ojivas se emplazan en submarinos equipados con misiles balísticos que se lanzan desde los submarinos (SLBMs), misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y bombarderos pesados. La idea básica es que, en el lamentable caso que Moscú o Washington decidiera iniciar un ataque nuclear, las dos partes saben que su adversario no usará más de 1.550 ojivas. No es que en realidad sean necesarias tantas para hacer la tarea, pero captas la idea.

President Barack Obama and Russian president Dmitry Medvedev sit side-by-side, their countries' flags in the background.

El presidente Barack Obama y el presidente ruso, Dimitri Medvedev, firman el nuevo tratado START, el 8 de abril de 2010, en Praga.

Chuck Kennedy / White House Photo

Un componente clave del Nuevo START es el control remoto y satelital, además de las 18 visitas anuales que se requieren para verificar que se acata el límite de las ojivas.

Lynn Rusten, Vicepresidente del programa de Política Nuclear Global de la Iniciativa de Amenaza Nuclear, trabajó en el START I y dijo que el proceso de inspección es muy intrusivo y que el Nuevo START es aún más estricto que el primero. Por ejemplo, indicó que el START I original utilizaba un sistema de atribución. Así, por ejemplo, al tratarse de un misil balístico, se le atribuía seis ojivas. Todo lo que se verificaba era el número de misiles, y luego se calculaba matemáticamente el número de ojivas.

En el Nuevo START, se cuenta el número de ojivas. Si los estadounidenses enviaran un equipo a una base rusa de ICBM, sabrían dónde están todos los misiles y cuántas ojivas hay en cada uno. El inspector de los Estados Unidos puede decir: “Quiero (inspeccionar) el silo de misiles número 10”. Los rusos llevarían al equipo a ese misil, quitarían el cono protector y los inspectores podrían contar el número de ojivas. Están cubiertas con una cubierta blanda, así que no pueden verse las ojivas, pero sí se ven las protuberancias. Pueden contar exactamente cuántas ojivas hay en ese misil.

Es una increíble cantidad de valiosa información del sistema nuclear ruso y de sus prácticas operativas, sostuvo Rusten. Lo mismo ocurre con los submarinos. Llevan el submarino a puerto, los inspectores seleccionan al azar de cuál de los tubos se sacará un misil, y luego cuentan las ojivas que hay en él.

“Esto no se puede ver desde un satélite en el aire”, dijo Rusten, que ha formado parte de los equipos de verificación de los EE.UU. “Los inspectores en el terreno son irreemplazables. Esto es lo que la gente pierde de vista. Les da a nuestros expertos militares mucha confianza en lo que tiene Rusia y cómo debemos planificar para hacerle frente. Si no tuviéramos esta información, con el tiempo, tendríamos menor certeza de cómo es su fuerza nuclear, dónde se encuentra y qué hace”.

crews cut an airplane

El 19 de diciembre de 2013, en el Grupo de mantenimiento y regeneración aeroespacial de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, en Arizona, los miembros del 577 Escuadrón de Productos Básicos y Recuperación cortan una Estratoforza B-52G. En el marco del tratado Nuevo START, el avión se corta en dos piezas para separar la cola del fuselaje, y de este modo los satélites rusos pueden verificar la eliminación del avión.

U.S Air Force photo/Staff Sgt. Angela Ruiz

¿Cuánto tiempo toma negociar un tratado?

Hacerlo toma mucho tiempo, y las negociaciones son bastante complicadas, según Gaukhar Mukhatzhanova, Director del Programa de Organizaciones Internacionales y No Proliferación en el Centro para el Desarme y No Proliferación de Viena.

Usualmente, los Estados Unidos y Rusia se reúnen en persona. Las delegaciones están conformadas por representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa y del Departamento de Estado de los Estados Unidos, así como representantes del área de defensa de ambas partes. Frecuentemente, las negociaciones se llevan a cabo en Ginebra y duran meses. Inicialmente, las delegaciones se reúnen simplemente para dar marcha a todo. Pero una vez las negociaciones empiezan a avanzar, podrían pasar meses reunidas, produciendo borradores del acuerdo. Las delegaciones suelen ser grandes y reciben respaldo de sus países para concretar los detalles.

Todo esto se hace a puertas cerradas, y el público sabe muy poco del tira y afloja de los negociadores.

El enfoque inusual del gobierno de Trump es que anuncia metas ambiciosas y declara las condiciones y demandas públicamente (inclusive hasta en los medios sociales), lo cual, tradicionalmente, no ocurre casi nunca, y luego no se produce una verdadera negociación. Según Mukhatzhanova, actualmente no está claro cuánto trabajo ha dedicado la Casa Blanca para preparar los detalles técnicos. Cuando Rusia pidió una extensión de cinco años, que luego redujo a un año, debido a que las negociaciones se habían estancado, los estadounidenses se mostraron reticentes a comprometerse a resolver las diferencias en sus respectivos enfoques.

(El Sr. Biden ha dicho que aceptaría las condiciones rusas para la extensión).

screenshot of a tweet

El embajador estadounidense Marshall Billingslea usa los medios sociales para criticar a Rusia por las negociaciones de control de armas.

Twitter

En parte, las conversaciones se paralizaron debido a las demandas de Trump de incluir a China en el tratado. Mukhatzhanova dijo que esto no tenía sentido, especialmente ahora que Moscú y Washington están en medio de negociaciones entre ellos.

“Además, el arsenal que tiene China es muy diferente al arsenal de los Estados Unidos y Rusia”, sostuvo. “Es mucho más pequeño. De hecho, ni siquiera tienen ojivas desplazadas en el mismo sentido que las ojivas estadounidenses y rusas. Sus ojivas no están instaladas en los misiles, lo que tiene implicaciones para el modo de contar y lo que se limita. El único resultado positivo de incluir a China sería que se forzaría a este país a declarar su arsenal, declarar el número de misiles que tiene, algo que no se ha hecho nunca. China dejó en claro que no participaría en el tratado (a menos que Estados Unidos reduzca su arsenal al tamaño del de China).  Si queremos que China participe en negociaciones del control de armas en general, como una condición a la extensión del Nuevo START, esto es muy extraño, ya que el Nuevo START es un tratado bilateral”.

(Haz clic aquí para informarte sobre el arsenal nuclear de China).

Nuevamente, el tiempo que se demora en negociar estos tratados depende de quiénes son los líderes, qué términos quiere cada una de las partes y cuán razonables son en la mesa de negociaciones.

¿Por qué los Estados Unidos y Rusia simplemente no eliminan todas sus armas nucleares?

Esto sería lo ideal, pero hay muchos intereses de por medio, incluyendo los de Lockheed Martin, Northrop Grumman, y otros fabricantes de la maquinaria bélica que conforman el complejo militar-industrial, para que esto ocurra fácilmente.

Barack Obama asumió su cargo en 2009 con el mandato de abolir las armas nucleares. Era un objetivo noble, pero los republicanos en el Congreso estaban completamente en contra de él. No había una voluntad política colectiva o una perspectiva ideológica que pudiera imaginar un mundo sin armas nucleares. También había un Vladimir Putin más expansionista que ampliaba la influencia regional del Kremlin al invadir Ucrania en 2014 y apoyar el régimen de Assad en Siria. Por tanto, el gobierno de Obama vio menos reducciones de las existencias de armas nucleares que los anteriores gobiernos.

obama speaks to crowd

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama se dirige a una multitud el 5 de abril, 2009, en la plaza Hradcany en Praga. En su discurso, pidió la eliminación de las armas nucleares.

SAUL LOEB/AFP via Getty Images

Togzhan Kassenova, una becaria no residente en el Programa de Política Nuclear en la Fundación Carnegie, dijo, “Será necesario un liderazgo sabio y reflexivo a los niveles más altos. Lo tuvimos con Obama, pero no había una contraparte similar en Rusia. Por ejemplo, como lo que la Unión Soviética tenía con Mikhail Gorbachev. Pues entonces, alguien como Gorbachev en el lado ruso y alguien como Obama en el lado de Estados Unidos. Pero además, el complejo militar-industrial tendría que hacer un examen de conciencia”.

Se espera que Northrop Grumman gane unos $85 mil millones en el desarrollo de la próxima generación de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y otros contratistas militares están beneficiándose de la producción de armas, al mismo tiempo que el ciudadano norteamericano espera que el Congreso apruebe modestos cheques mensuales de estímulo durante la pandemia. Si se considera que las ganancias son lo más importante, y si nuestros líderes creen que mantener al complejo militar-industrial es esencial para tener un mundo más seguro, pues entonces será increíblemente difícil abolir las armas nucleares.

¿Cómo será un nuevo tratado Nuevo START?

No es posible saberlo en este momento.

Pero muchos expertos concuerdan en que el presidente electo Joe Biden negociaría tratados usando un enfoque más tradicional, menos errático. Pero por otro lado, Biden no tendrá mucho tiempo para negociar un nuevo tratado, y tal vez pueda simplemente extender el actual.

Gaukhar sostiene que sin un Nuevo START, que no habrá reglas que las partes tendrán que cumplir. Y eso podría muy bien desencadenar una carrera armamentista.

“Por primera vez en décadas estaríamos en una situación en la que no existe un control bilateral de armas nucleares entre los Estados Unidos y Rusia”, señaló. “No habría un tratado que obligue a cualquiera de las partes a informar de cualquier componente de su arsenal nuclear. No habría verificaciones, inspecciones, ni informes neutrales o limitaciones legalmente vinculantes en el número de armas de cada parte. En la última década, hemos visto mejoras cualitativas en los arsenales, especialmente en el de Rusia. Y los Estados Unidos han iniciado su programa de modernización. Es muy caro, pero hasta ahora ha estado concentrado en la calidad [de las armas]. Pero si permitimos que el último tratado estratégico de armas nucleares expire, podríamos ver un aumento en la cantidad de armas, y esto es desestabilizante y aumenta los riesgos. Es algo que los contribuyentes estadounidenses deberían considerar. El gasto en armas nucleares ya es enorme”.

United States' Navy submarine at dry dock.

La marina planea reemplazar toda su flota de submarinos. Los cascos de presión submarina solo pueden soportar un número finito de inmersiones profundas antes de producirse fracturas por tensión, por lo que será necesario su sustitución. Se proyecta que el costo total de esta adquisición, incluyendo el desarrollo, las pruebas y la evaluación, ascenderá a 128.000 millones de dólares.

U.S. Navy

La modernización que menciona Gaukhar fue aprobada por Obama antes de dejar la presidencia y se proyecta que costará más de un billón de dólares en los próximos 30 años. Cuando habla de una modernización cualitativa, se refiere a actualizar el arsenal actual, no a aumentar más armas.

Lo que es prometedor es que todo es posible. Las relaciones entre Moscú y Washington son tensas, pero no al grado en que estaban durante la Guerra Fría. Había más de 70.000 ojivas en el mundo tan recientemente como a finales de la década de los 80. Actualmente, hay alrededor de 13.500. Así que hay razón para sentirse optimista.

Dicho esto, nadie sabe qué pasará con el Nuevo START o cómo irán las conversaciones de no proliferación entre Moscú y Washington. Pero una nueva Casa Blanca con experiencia en estos asuntos puede traer un resultado positivo que tanto los Estados Unidos como la Federación Rusa acogerían con agrado.

Lecturas relacionadas
Trump in front of a blue background
Las armas nucleares
Preguntas y respuestas: retiro del tratado INF 
by Tara Drozdenko
Las armas nucleares
Preguntas y respuestas: El Tratado de Cielos Abiertos 
by Jasmine Owens
A missile is paraded down a street past the the kremlin.
Las armas nucleares
Estados Unidos y Rusia: una carrera armamentista hacia ninguna parte