¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

Reanudar las pruebas nucleares es una muy mala idea

by Cheryl Rofer

El gobierno de Donald Trump, según informes está considerando realizar pruebas explosivas de armas nucleares. El propósito parece ser totalmente político: presionar a China y a Rusia a participar en conversaciones sobre control de armas nucleares. Pero esto no funcionará.

La última vez que los Estados Unidos llevaron a cabo una prueba nuclear explosiva fue en 1992. Después de ella, el presidente George H. W. Bush declaró una moratoria, que el Senado aprobó. Aquellos que desean reanudar las pruebas sostienen que, recientemente, Rusia y China han llevado a cabo lo que se llaman pruebas nucleares de bajo rendimiento. Esta aseveración no está respaldada por evidencia pública. Y esto no es sorprendente; este tipo de pruebas no pueden detectarse por medio de satélites u otros medios técnicos.

Las pruebas en cuestión se llaman experimentos hidronucleares y son muy parecidos a los experimentos subcríticos. La diferencia es que en una prueba nuclear de bajo rendimiento, la fisión nuclear contribuye una pequeña cantidad a la explosión, pero no es así en una prueba subcrítica. La contribución solo puede ser detectada por instrumentos especiales.

Pruebas subcríticas de EE. UU.

Los Estados Unidos han firmado, pero el Senado no ha ratificado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT por su nombre en inglés.) Este tratado prohíbe las pruebas de cualquier rendimiento nuclear, lo que incluye las pruebas hidronucleares. Rusia ha ratificado el CTBT, pero China no lo ha hecho. Si Estados Unidos realizara una prueba explosiva, violaría la moratoria y el CTBT. Si la prueba fuera sobre la superficie, violaría el Tratado de Prohibición Limitada de 1963, que ha sido ratificado por los Estados Unidos.

El objetivo de las pruebas nucleares explosivas, hidronucleares y subcríticas es el de mejorar el diseño de las armas nucleares. Esto incluye reducir su tamaño o aumentar su seguridad. Desde 1992, los laboratorios nucleares de los Estados Unidos han utilizado simulación computarizada y pequeños experimentos para entender mejor las armas nucleares. Cada año, los directores del laboratorio certifican que, hasta donde ellos saben, el arsenal nuclear está seguro y es efectivo.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Es muy probable que si Estados Unidos realiza una prueba, Rusia y China respondan del mismo modo, e incluso tal vez otros países. Si bien EE.UU., Rusia y China tienen arsenales maduros y no necesitan de pruebas para mejorar su diseño, otros países como India, Pakistán y Corea del Norte podrían ver estas pruebas como la excusa que necesitan para mejorar sus diseños y posibilitar el lanzamiento de misiles más pequeños.

Lo peor de todo sería la señal de que los Estados Unidos están dispuestos a violar los tratados y blandir las armas más destructivas con fines políticos. Después de retirarse del Tratado de Misiles Antibalísticos, el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio y el Tratado de Cielos Abiertos, una prueba nuclear señalaría la preparación de los Estados Unidos para una carrera de armas nucleares como la de los años 50 y 60. Las amenazas que Donald Trump envía por Twitter aumentan la presión.

russian_missile

Un desfile de misiles balísticos intercontinental (ICBMs) en la Plaza Roja, Moscú, en la década de los 60.

Getty Images

Más allá de la mala política está la cuestión práctica de cómo los Estados Unidos podrían hacer una prueba nuclear explosiva. Las pruebas atmosféricas en el polígono de pruebas de Nevada arrojaron radionúclidos sobre el sur de Nevada y el suroeste de Utah, causando daños a la salud de los habitantes. El lugar de pruebas está ubicado lo suficientemente cerca de Las Vegas como para que sus habitantes pudieran observar las nubes de hongo desde sus tejados y sentir el estruendo de las pruebas subterráneas. Las Vegas ha crecido desde entonces, y las viviendas están mucho más cerca del lugar de las pruebas.

En 1957, una nube en forma de hongo, que se elevó a 40 mil pies de altura, apareció sobre Las Vegas. La nube provino de una detonación nuclear en el sitio de pruebas de Nevada, a 65 millas de distancia.

En 1957, una nube en forma de hongo, que se elevó a 40 mil pies de altura, apareció sobre Las Vegas. La nube provino de una detonación nuclear en el sitio de pruebas de Nevada, a 65 millas de distancia.

History of Atomic Energy Collection, OSU Libraries Special Collection & Archives

Los científicos e ingenieros que han participado en pruebas nucleares explosivas ya no están en los laboratorios nacionales. A principios de la década del 90, un programa recogió historias orales de esos empleados para que se pudieran reconstituir las pruebas de ser necesario. Pero, ya casi han pasado treinta años desde entonces.

Muchos aspectos de las pruebas siguen igual, particularmente las precauciones para prevenir que las pruebas se descarguen en la atmósfera. Pero algunas cosas han cambiado. Hace treinta años, la recolección de datos para una prueba requería kilómetros de cables para enviar señales de radiación, ondas de choque y otra información a las estaciones de control. Hoy en día, esos cables probablemente no serían necesarios pero tendría que repensarse la instrumentación. En 2016, John Hopkins, ex director del Laboratorio Nacional de Los Álamos, estimó que se requeriría por lo menos 500 millones de dólares y seis meses para empezar las pruebas nuevamente.

nuclear test site craters

Frenchman Flats, en el sitio de pruebas de Nevada, fue el lugar donde se realizaron cientos de pruebas nucleares subterráneas después del Tratado de Prohibición Limitada de Pruebas de 1963. 

 

Karen Kasmauski

Esta medida reciente no viene de los laboratorios de armas. En cambio, Donald Trump y la gente que lo rodea simplemente quieren demostrar que pueden hacerlo. Entonces, no sería necesario recolectar datos. Sin embargo, es muy probable que los científicos expertos en armas presionen para que sí se colecten en caso de que haya una prueba.

Tal vez Donald Trump simplemente quiera hacer algo de ruido, pero no va a lograr el objetivo de llevar a China y Rusia a la mesa de negociaciones. En lugar de eso, aumentará la posibilidad de que otros países reanuden las pruebas también, arriesgándose a contaminar el ambiente nuevamente. Y, erosionará otra norma que ha ayudado a reducir el riesgo nuclear durante décadas. Reanudar las pruebas nucleares es, de hecho, una muy mala idea.

Lecturas Relacionadas
Las armas nucleares
Preguntas y respuestas: El Tratado de Cielos Abiertos 
by Jasmine Owens
Rocky Flats workers help a skilled trades worker, put on his anti-contamination suit.
Las armas nucleares
Las comunidades de primera línea y el Complejo de Armas Nucleares de los Estados Unidos 
by Nancy Wolfe
hand smashes warhead model
Las armas nucleares
¿Cómo destruir un arma nuclear? 
by Outrider Staff