¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Los compromisos climáticos de China: son necesarias medidas inmediatas más contundentes

by Barbara Finamore
June 11, 2021

En marzo, China lanzó su esperado plan quinquenal que establece el marco del desarrollo económico del país. Se esperaba que el cambio climático desempeñara un importante papel en los fundamentos del plan, pero, ¿los resultados estuvieron a la altura de las expectativas?

La Organización de las Naciones Unidas advierte que, dados los actuales niveles de emisión de CO2, nos encaminamos a un aumento catastrófico de 3°C de la temperatura mundial durante este siglo. Para limitar este aumento a 1,5°C, debemos reducir las emisiones en aproximadamente 45% de los niveles alcanzados en 2010 para el año 2030, y lograr un nivel cero de emisiones para mediados de siglo. Los países han comenzado a establecer compromisos más ambiciosos, según lo establece el Acuerdo de París, pero todavía queda una gran brecha de emisiones. Ahora necesitamos acción climática contundente, junto con metas ambiciosas a largo plazo.

La Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por su nombre en inglés) de China para 2015 incluía el compromiso de alcanzar un pico de emisiones de CO2 alrededor de 2030, y de hacer todo lo posible por alcanzarlo antes. Sin embargo, no estableció un el nivel al que las emisiones alcanzarían su punto máximo. Esto, junto con la decisión de Pekín de delegar la autoridad de aprobación de las plantas de carbón a entidades locales, precipitó la construcción de nuevas plantas de carbón. La industria del carbón, anticipando restricciones futuras a su actividad principal, propuso enormes proyectos de conversión al carbón en el oeste de China, y buscó oportunidades para construir plantas de carbón en el extranjero, bajo los auspicios de la Iniciativa Belt and Road.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Agravando aún más la situación, la preocupación de los últimos años provocada por la caída de la economía, condujo a Pekín a relajar las restricciones que existían para la aprobación de plantas de carbón en provincias con exceso de capacidad o limitaciones de recursos. Estas preocupaciones económicas se intensificaron en 2020 debido a la pandemia mundial. El año pasado, el país puso en marcha su recuperación económica invirtiendo en infraestructura de combustibles fósiles y construyó más de tres veces la capacidad de producción de carbón que el resto del mundo. El carbón ahora es responsable por más de 70% de las emisiones de CO2 de China.

En septiembre, 2020, el presidente Xi anunció que China procurará alcanzar su pico de emisiones de CO2 “antes de 2030” y lograr la neutralidad de carbono para 2060. Si se logra, este compromiso de neutralidad de carbono reduciría las proyecciones de calentamiento global en unos 0,2 a 0,3° C, lo que lo convierte en el mayor compromiso climático del mundo hasta la fecha. Lograr la neutralidad en carbono requerirá “des carbonizar” todo, desde la generación de energía y la calefacción, hasta la industria y el transporte. Además de eliminar el carbón, incrementar la tecnología limpia y mejorar enormemente su eficiencia energética, China tendrá que desarrolla tecnología de nueva generación potencialmente transformadora, tal como el hidrógeno verde.

No queda aún claro si el compromiso de neutralidad de carbón para 2060 incluye las emisiones que no son de CO2, si bien Xi Jinping señaló más tarde que China ratificaría la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal para reducir la producción y el consumo de hidrofluorocarburo (HFC) y endurecer las normas de emisiones de otros gases de efecto invernadero que no son CO2.

En diciembre 2020, Xi Jinping proporcionó detalles adicionales de cómo China pretende reforzar sus NDC en el marco del Acuerdo de París, aunque estos compromisos aún no se han presentado formalmente a las Naciones Unidas.

Estos objetivos para 2030 incluyen:

  • Reducir la intensidad del carbono “más del 65%” en comparación con los niveles de 2005 (frente a 60-65% que era la cifra anterior),
  • Aumentar la proporción de combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria a “cerca de 25%” (frente a “cerca de 20%” que era la cifra anterior),
  • Aumentar el volumen de las existencias forestales en 6.000 millones de metros cúbicos por encima de los niveles de 2005 (frente a 4.500 millones de metros cúbicos, cifra anterior)
  • Aumentar la capacidad total instalada de energía solar y eólica a más de 1.200 gigavatios(GW) (nuevo objetivo).

 

1.	Esta foto muestra una vista general de una planta de energía solar flotante en Huainan, una región que anteriormente explotaba minas de carbón en la provincia de Anhui al este de China;

Esta foto muestra una vista general de una planta de energía solar flotante en Huainan, una región que anteriormente explotaba minas de carbón en la provincia de Anhui al este de China;

Getty

Estos objetivos no son mejoras importantes de las NDC chinas existentes. El nuevo objetivo de aumentar la capacidad instalada de energía solar y eólica a 1.200 GW, si bien ambicioso, está básicamente en línea con la trayectoria reciente del país. China ya es un líder mundial en inversiones, capacidad instalada y generación de energía renovable. Los estudios revelan, sin embargo, que el país podría lograr un nivel de penetración de energía solar y eólica 60% mayor para 2030 y a un costo inferior que el actual, mientras al mismo tiempo reduciría la nociva contaminación del aire, reduciría el consumo de agua y crearía empleos verdes.

El 14to Plan Quinquenal de China (2021-2025), que se presentó en marzo 2021, no brinda detalles de cómo el país pretende cumplir con sus objetivos de emisiones pico de CO2 y neutralidad de carbono. El plan no incluye objetivos de consumo de carbón o energía, emisiones de CO2 o capacidad solar y eólica para 2025. Aún su meta de reducir en 18% la intensidad de carbono de China (emisiones por unidad de PIB) es muy difícil de evaluar, ya que el plan no incluye un objetivo quinquenal para el PIB.

En la Cumbre Climática de Líderes en abril 2021, el presidente Xi Jinping, por primera vez, hizo un llamado para poner restricciones a la expansión desenfrenada del carbón en China. Dijo que China controlará estrictamente los proyectos de generación energética con carbón, limitará estrictamente el aumento de consumo de carbón durante el período de tiempo del 14to Plan Quinquenal, y lo reducirá en el período del 15to Plan Quinquenal (2026-2030). Si bien no se han dado a conocer detalles adicionales, el sector energético ha recibido el mensaje. Las declaraciones de Xi Jinping fueron el titular en la mayoría de las noticias sobre energía en China, según el analista de carbono Yan Qin.

Una minera de carbón china se calienta en una estufa a carbón durante un descanso de su trabajo en una mina en Shanxi, China; Getty

Una minera de carbón china se calienta en una estufa a carbón durante un descanso de su trabajo en una mina en Shanxi, China;

Getty

Más planes quinquenales detallados del sector se darán a conocer a fin de año o a principios de 2022. Abarcarán la energía y el ahorro energético, la reducción de los gases de efecto invernadero, la energía renovable, el carbón, la electricidad y los sectores industriales que consumen grandes cantidades de energía, como la siderurgia, el cemento y el aluminio. Es probable que estos planes sectoriales incluyan topes al consumo total de carbón y a la capacidad de producción de electricidad a base de carbón. Los expertos debaten ahora enérgicamente cuán ambiciosos deberían ser estos objetivos, ante las recientes declaraciones de Xi Jinping. 

En el mes de abril 2021, en un comunicado conjunto sobre la crisis climática entre los Estados Unidos y China, los países se comprometieron a cooperar entre sí y con otros países para hacerle frente a la crisis climática con la urgencia y seriedad que el problema exige. Acordaron trabajar juntos para establecer objetivos más ambiciosos en los temas de mitigación del clima, adaptación y apoyo. Además, prometieron continuar las conversaciones sobre una serie de acciones concretas en la década de 2020, incluidas las medidas a corto plazo para reducir las emisiones de carbón, petróleo y gas. La cooperación, así como la sana competencia entre los dos mayores emisores del mundo, ayudará a acelerar la respuesta de ambas naciones a nuestra emergencia climática.

Mientras tanto, es claro que los objetivos de limitación de CO2 y de neutralidad del carbono de China se han convertido en una prioridad nacional. Ahora, Pekín está elaborando un plan de acción para limitar las emisiones de CO2 para 2030, así como una estrategia a largo plazo para alcanzar la neutralidad del carbono. Las provincias ya han preparado sus propios planes de acción para alcanzar el pico, muchos de los cuales tienen fechas límite más tempranas. La industria siderúrgica, una de las principales fuentes de emisiones, anunció un objetivo preliminar de limitar las emisiones antes de 2025 y reducirlas en 30% desde su punto máximo para el año 2030. En febrero de 2021, el gobierno puso en marcha oficialmente el mayor plan nacional de comercio de emisiones en todo el mundo.

En los próximos meses se revelarán detalles clave respecto a cuán rápidamente pretende China avanzar hacia el logro de sus compromisos climáticos. China tiene margen para reforzar sus NDC oficiales antes de las negociaciones climáticas COP 26 que se llevarán a cabo en Glasgow este próximo noviembre. Hacerlo ayudará a China a potenciar su productividad, proteger el medio ambiente y aprovechar el poder de la innovación para impulsar la transformación verde de su economía, energía e industria.

Barbara Finamore es una líder de largo historial y una defensora del medio ambiente con más de cuatro décadas de experiencia en derecho ambiental y política de energía limpia. En 1996 fundó el Programa de China del Consejo de Defensa de los Recursos (NRDC), el primer programa de energía limpia lanzado en China por una ONG internacional. Ayudó a elaborar los primeros códigos energéticos de China para edificios residenciales y comerciales; el primer programa de investigación y desarrollo de vehículos a pila de combustible; los primeros programas de gestión de la demanda basados en los servicios públicos; y la primera normativa nacional de control de emisiones para la industria naviera. La Sra. Finamore ha sido abogada senior y directora estratégica senior para Asia en el NRD; presidente y directora de la Asociación Profesional para el Medio Ambiente de China (PACE); y cofundadora y presidente de la Alianza de la Innovación Energética China-Estadounidense. La Sra. Finamore también ha trabajado para los Departamentos de Justicia e Interior de los Estados Unidos, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas y el Centro de Derecho Ambiental Internacional. Actualmente es investigadora visitante senior en el Instituto de Estudios Energéticos de Oxford. En 2017, la Sra. Finamore fue nombrada miembro de “The U.S. – China 50” un grupo de 50 personas que están impulsando la relación más compleja y consecuente del mundo. Es la autora de “Will China Save the Planet?” (Polity Press). La Sra. Finamore tiene un título en derecho con honores de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard.

 

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Demonstrators from several environmental groups including Extinction Rebellion and Sunrise Movement demand broad action at a youth-led climate strike near City Hall on December 6, 2019 in New York City.; Getty
El Cambio Climático
Regreso al Acuerdo de Paris: Un primer paso en la abrumadora carrera en contra el cambio climático 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez
Inuit Mother and Daughter on Baffin Island, Nunavut, Canada; Getty
El Cambio Climático
ACE: Catalizando la transformación de la crisis climática a una economía sustentable y justa para todos 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez
U.S. Vice President Kamala Harris speaks during a virtual Leaders Summit on Climate with 40 world leaders in the East Room of the White House April 22, 2021 in Washington, DC
El Cambio Climático
Mostrando el camino: las medidas locales posibilitarán o harán fracasar el nuevo y agresivo plan de acción climática de EE.UU. 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez