¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

La dualidad del clima y la salud, el progreso y la pérdida

by Dr. Chirantan Mukhopadhyay
September 09, 2021

La crisis climática representa la mayor amenaza para la salud y el bienestar a la que se ha enfrentado la humanidad. El reverso de esta moneda es que las medidas ambiciosas y urgentes representan la mejor oportunidad sanitaria y económica de nuestra vida.

Nota del editor: Este artículo fue elaborado en colaboración con Wisconsin Health Professionals for Climate Action. Están comprometidos a comunicar que la crisis climática mundial es una emergencia de salud pública, y a abogar por soluciones equitativas para disminuir el impacto del cambio climático en la salud humana. Este artículo es la segunda parte de una serie que analiza la salud humana, el cambio climático y la justicia social.

En nuestro mundo industrializado, los procesos responsables por una gran parte de lo que llamamos “progreso” están también creando enormes desafíos para nuestra capacidad de mantenernos sanos: incendios forestales que contaminan el aire, inundaciones extremas que contaminan las fuentes de agua, sequías que afectan nuestra capacidad de cultivar alimentos y pandemias derivadas de la cada vez más rápida pérdida de la biodiversidad, para mencionar algunos. Nuestra capacidad de alimentar a una civilización de miles de millones de personas ha dado lugar a grandes mejoras en nuestra calidad de vida, pero también ha provocado una asombrosa cantidad de contaminación que amenaza estos avances al degradar un importante factor determinante de la salud: nuestro entrono natural.

La quema de combustibles fósiles, el principal motor de la crisis climática, causa una contaminación atmosférica que daña la salud humana desde la cuna hasta la muerte. Entre sus efectos están el mortinato, los partos prematuros, el retraso en el desarrollo cognitivo, el asma, los infartos del miocardio, los derrames cerebrales y la demencia. Increíblemente, una de cada cinco personas en el mundo muere debido a la contaminación del aire. Esto es terrible, pero evitable.

Como lo revela la impactante estadística arriba mencionada, hay una razón por la que                  más de un centenar de organizaciones, entre las que se encuentran algunos de los grupos sanitarios más antiguos y venerados, como la Asociación Médica Americana, la Academia Americana de Pediatría, la Asociación Americana del Corazón, entre otras, han firmado el Llamamiento a la acción sobre el clima, la salud y la equidad de Estados Unidos. Este es un programa de acción política que consiste en diez medidas concretas que los legisladores pueden adoptar para mitigar el cambio climático y adaptarse a él. Las principales son la rápida transición a la energía renovable, el desarrollo de sistemas alimentarios y de agua resistentes al cambio climático y la ayuda a las comunidades vulnerables para que se adapten a una economía baja en emisiones de carbono. Todos estos son objetivos alcanzables que ayudan a proteger a las poblaciones vulnerables y a salvar vidas, pero el tiempo se está acabando.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

El objetivo principal del Llamamiento a la acción, sin embargo, es lograr que los legisladores reconozcan que la crisis climática es una verdadera emergencia sanitaria, una que afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color. Las nueve grandes áreas de impacto a la salud están relacionadas con: el clima extremo, la contaminación del aire, los cambios en la ecología de los vectores,  un aumento de los alérgenos, un deterioro de la calidad del agua, la seguridad del agua y de los alimentos, la degradación del medio ambiente, el calor extremo y la salud mental. Estos impactos son variables en función de la geografía: las sequías y los incendios forestales en el oeste, las inundaciones y enfermedades infecciosas en el medio oeste.   Angustia climática por doquier.

 

Aunque Profesionales del Área de Salud de Wisconsin por la Acción Climática, al igual que la mayoría de las organizaciones estatales, está centrada en la mitigación y adaptación a los impactos en nuestro estado, las políticas que se enumeran a continuación no son exclusivas a Wisconsin. Nuestro estado es un microcosmos de los crecientes riesgos a la salud debidos a la crisis climática.

En Wisconsin, el calor extremo mata a más habitantes que los tornados, las inundaciones y las tormentas de nieve juntos. Para el año 2050, se espera que el cambio climático triplique el número de días de alto índice de calor (días con una combinación, posiblemente fatal, de calor y humedad). Este impacto a la salud, al igual que los demás, afectará principalmente a los pobres y a las comunidades de color. Debido a políticas racistas en torno a las viviendas, estas comunidades son más propensas al efecto isla de calor urbano que puede aumentar la temperatura en las ciudades hasta 22oF (12oC) más que en las zonas rurales. Esto pudo comprobarse en la reciente ola de calor en el noroeste del Pacífico: las temperaturas en los barrios acomodados y llenos de árboles llegaron a los 98oF (36oC), mientras que en los barrios negros rodeados de hormigón, las temperaturas alcanzaron 120oF (48oC) o aún más.

Jóvenes activistas por el clima se congregan en la Plaza Lafayette en el lado norte de la Casa Blanca el 28 de junio, 2021

Jóvenes activistas por el clima se congregan en la Plaza Lafayette en el lado norte de la Casa Blanca el 28 de junio, 2021;

Getty

El cambio climático también agravará los problemas de las inundaciones. El aire caliente retiene más humedad, lo que provoca un mayor número de precipitaciones y lluvia extrema. En el sur y el oeste de Wisconsin, las precipitaciones anuales superan en 7” (17 cm) la media de 1950 a 2006. Además de las devastadoras pérdidas de vida y bienes que causan las inundaciones, estos fenómenos afectan directamente y de manera negativa la salud de los seres humanos. Dos tercios de los habitantes de Wisconsin obtienen agua potable de aguas subterráneas y estos sistemas, con su limitada capacidad de tratamiento, son muy susceptibles de contaminarse con las aguas de las inundaciones. Las inundaciones extremas además pueden provocar ahogos, electrocuciones, así como también tétanos e infecciones de las heridas causadas por los peligrosos residuos resultantes. Además, los usuarios de los suministros de aguas municipales corren un mayor riesgo, ya que algunos de estos sistemas también utilizan métodos de purificación inadecuados que facilitan el crecimiento de bacterias dañinas. Es necesario tomar medidas decisivas.

Una de las soluciones más obvias a este problema, la energía limpia, es bien conocida y posible. Tiene sentido aún si se considera únicamente desde el punto de vista económico. Además de evitar los daños arriba mencionados, si los habitantes de Wisconsin adoptaran energía 100% limpia, evitaríamos 1.910 muertes prematuras, 650 visitas a la sala de emergencia por problemas respiratorios, 873.000 días de actividad restringida, 148.000 días de pérdida de trabajo, 49.400 casos de síntomas respiratorios, 34.000 casos de exacerbación del asma, 1.580 casos de bronquitis aguda, 670 ingresos hospitalarios y 650 infartos del miocardio (20). El ahorro total alcanzaría los $20 mil millones solo en nuestro estado. Además, rediseñar las ciudades considerando primero los seres humanos y no los automóviles proporcionaría beneficios sanitarios exponenciales gracias al aire más limpio y a un mayor nivel de actividad física. Los costos sanitarios de la contaminación atmosférica ya superan los 800 mil millones de dólares anuales en los Estados Unidos, y se prevé que aumenten si no se toman medidas. O lo pagamos ahora, o lo pagamos más caro después.

Un ejemplo reciente y conmovedor de la dualidad del progreso humano es la pandemia. Hace un año, la perspectiva de una vacuna parecía lejana y ahora ya hay catorce. La misma interconexión que permitió que el coronavirus hiciera estragos en todo el mundo también nos llevó a un despliegue mundial, sin precedentes, de los medicamentos para combatirlo. Lo mismo ocurre con el cambio climático: la causa y la solución a este problema son los conocimientos científicos de la humanidad, nuestra curiosidad, nuestra diligencia y nuestro deseo de vivir mejor y más sanamente.

Que decidamos analizar los hechos fríamente y hacer lo que hay que hacer, o sigamos viviendo como si nada, continúa siendo una pregunta abierta y una a la que tenemos que responder rápidamente, porque la dualidad de la existencia humana es la extinción.

El Dr. Chirantan Mukhopadhyay es un oftalmólogo y un becario para el estudio de la retina en la Universidad de Iowa. Le apasionan la atención al paciente, la educación y la salud pública. Cuando los Estados Unidos se retiraron del Acuerdo de París, y luego del nacimiento de su segundo hijo, adquirió un profundo interés por el cambio climático. Cree que la acción es la mejor cura para la desesperación. En 2019 fue cofundador de Profesionales del Área de Salud de Wisconsin por la Acción Climática, y se convirtió en su primer presidente.

 

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Close-Up Of A Doctor Crying Tear With Mask And Face Shield Due To Coronavirus
El Cambio Climático
COVID y el clima: un anticipo en tiempo real de la próxima calamidad en la salud pública  
by Dr. Chirantan Mukhopadhyay and Dr. Joel Charles
climate protestors
El Cambio Climático
El Nuevo Pacto Verde ayudará a proteger a los afroamericanos en los Estados Unidos – y a todos los demás  
by Terrell J. Starr
Inuit Mother and Daughter on Baffin Island, Nunavut, Canada; Getty
El Cambio Climático
ACE: Catalizando la transformación de la crisis climática a una economía sustentable y justa para todos 
by Isatis M. Cintron-Rodriguez