¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

El Nuevo Pacto Verde ayudará a proteger a los afroamericanos en los Estados Unidos – y a todos los demás

by Terrell J. Starr

Con toda certeza, los afroamericanos sufrirán si no revertimos los impactos del cambio climático, algo que aborda el Nuevo Pacto Verde

Si quieres ver los impactos del cambio climático en los Estados Unidos, simplemente visita un vecindario negro, especialmente en las regiones costeras del país. Cuando el público piensa en el cambio climático, se concentra en factores obvios tales como el aumento del nivel del mar, la calidad del aire y los desastres naturales. Sin embargo, todos ellos tienen un impacto mucho mayor en las comunidades de color. El cambio climático no funciona en un vacío porque los seres humanos lo han creado. El calentamiento del planeta funciona en conjunto con la indiferencia ante la desregulación gubernamental de los productores de energía, los políticos cuyas voces se silencian y cuyas arcas se llenan con los dólares de los grupos de presión corporativos, y las campañas de desinformación de los grupos de derecha que descartan el cambio climático como un engaño. De hecho, todos sufriremos si nuestros representantes electos no colocan al público por sobre las ganancias y las políticas erróneas, pero, con certeza, los afroamericanos sufrirán si no revertimos los impactos del cambio climático, algo que aborda el Nuevo Pacto Verde.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

El nuevo gobierno de Joe Biden incluso hasta ha designado a un “Zar para el Clima” con cartera en el gabinete, que dedicará su tiempo a corregir un desastre que potencialmente podría ser tan dañino, a corto y largo plazo, como una guerra nuclear. El presidente Biden ha dejado en claro que quiere crear un enorme movimiento laboral centrado en combatir el cambio climático y revertir la práctica de otorgarles subsidios gubernamentales a grandes empresas petroleras que contaminan el ambiente. Pero aún con legisladores Demócratas en control, es aparente que tomará tiempo hasta que un proyecto de ley suficientemente amplio como para tener un verdadero impacto sea aprobado por ambas cámaras del Congreso y llegue a la Oficina Oval para recibir la firma de Biden.

Es mejor que se apresuren, porque los afroamericanos ya están sintiendo los peores efectos de la falta de acción por parte de nuestros legisladores.

Un estudio realizado por la Universidad de Princeton en 2018 ya expone cómo es que los afroamericanos sufren el racismo ambiental. Según este informe, las empresas petroleras y de gas liberan a la atmósfera aproximadamente   9 millones de toneladas de gas metano y otros gases tóxicos, lo que tiene un impacto mayor en las comunidades afroamericanas y de bajos ingresos que en la mayoría de las demás. Más de un millón de estadounidenses negros viven a media milla de distancia de una instalación de gas natural, y enfrenta un “riesgo de padecer de cáncer por sobre el nivel que la EPA considera preocupante” a causa del aire contaminado. Más de 6,7 millones de estadounidenses negros viven en 91 condados en el país que tienen refinerías petroleras. Y es un hecho que los niños afroamericanos padecen de asma en una proporción significativamente mayor que los niños blancos. El aumento de los niveles de CO2 causa la acidificación de los océanos, lo que tiene un impacto negativo en la vida vegetal, humana y animal que depende del océano como fuente de alimento, como por ejemplo, las comunidades pesqueras.

Racismo Ambiental en el Callejón del cáncer, mientras los niños juegan a la sombra de la planta de Exxon; Getty

Racismo Ambiental en el Callejón del cáncer, mientras los niños juegan a la sombra de la planta de Exxon; 

Getty

En Miami, se espera que para el año 2060 el nivel del mar suba uno a tres por ciento, una tendencia que obligará a los residentes a buscar refugio en esas áreas más elevadas de la ciudad, como por ejemplo los vecindarios mayormente negros de “Little Haiti” y Liberty City. Irónicamente, el valor de las propiedades en áreas más altas de la ciudad, donde viven muchos afroamericanos, han subido a una tasa mayor que aquellas ubicadas al nivel del mar, según un estudio realizado en 2018.

El “aburguesamiento” del vecindario Little Haiti en Miami obliga la clausura de tiendas y negocios que sirven a la comunidad; Getty

El “aburguesamiento” del vecindario Little Haiti en Miami obliga la clausura de tiendas y negocios que sirven a la comunidad;

Getty

En pocas palabras: el proceso de “aburguesamiento” de ciertas áreas está desalojando a los negros de sus casas, y lo más probable es que se los empuje al mar, donde los espera el desastre del cambio climático.

Para proteger a las comunidades de color de sufrir las peores consecuencias del cambio climático, tenemos que aplicar políticas como las que delinea el Nuevo Pacto Verde. La génesis del Nuevo Pacto Verde, el cual, por cierto, lleva décadas gestándose, es impedir que los seres humanos contaminen el planeta, lo cual, a la vez, preservará la vida humana. Debido a la presión de los activistas negros y las personas de color por la equidad racial en los borradores del Nuevo Pacto Verde producidos en el Congreso, se está dando prioridad a las personas más marginadas para obtener puestos de trabajo y otros beneficios económicos. Pero esto no sucederá hasta que enfrentemos una de las principales razones por las cuales estamos en este desastre: el capitalismo, que por su propia naturaleza es racista.

No se pueden revertir los impactos perjudiciales del cambio climático hasta que los agentes blancos del poder en los Estados Unidos decidan que los estadounidenses pueden desplazarse perfectamente bien en automóviles eléctricos en lugar de en vehículos que funcionan a petróleo y gas que dañan desproporcionadamente a los negros. Las políticas del Nuevo Pacto Verde no tendrán éxito hasta que los Estados Unidos decidan desinvertir del imperialismo, reducir su ejército, que es uno de los más grandes contaminantes  del planeta, e invertir en la diplomacia. La inacción de los Estados Unidos también afecta a África, donde vive la mayoría de la población negra del mundo. A pesar de que el continente produce apenas cuatro por ciento de las emisiones del mundo, es el menos preparado para los impactos devastadores del cambio climático, tales como las sequías y las inundaciones. Las hambrunas resultantes pueden exacerbar los conflictos, ya que los pobladores acabarían luchando por escasos recursos. La falta de preparación de África se debe al colonialismo europeo que saqueó los recursos naturales, la naturaleza depredadora de las organizaciones económicas mundiales y la falta de inversión por parte del Occidente.

Un manifestante por el clima; Ehimetalor Akhere Unuabona en Unsplash

Un manifestante por el clima; 

 

Ehimetalor Akhere Unuabona en Unsplash

Las soluciones como el Nuevo Pacto Verde no deben estar basadas únicamente en Estados Unidos; deben centrarse en África y dar lugar a inversiones económicas, a la ampliación del comercio con Estados Unidos que pueda competir con la influencia china, y al reconocimiento del papel de Estados Unidos en el comercio transatlántico de esclavos y la complicidad con las potencias coloniales europeas que explotaron el continente. Las reparaciones están más que justificadas en el plan del Nuevo Pacto Verde. Emily Atkin lo señaló en un artículo en The New Republic en 2019, si bien no presentó explícitamente a África en su argumento. Sin embargo, el punto central de su argumento aborda la necesidad de reparar el daño generacional y prevenir el sufrimiento futuro que proviene de las políticas racistas y de la indiferencia al perjuicio que causan las grandes industrias.

“Las iniciativas históricas por segregar y discriminar a los negros, morenos y los indígenas nativos en los Estados Unidos no solamente han dado lugar a tasas más elevadas de encarcelamiento y menos ingresos para estos individuos”, señaló Atkin. “Obligaron a estas comunidades a vivir desproporcionadamente cerca de plantas de carbón y refinerías de petróleo que  arrojan sustancias tóxicas al aire; cerca de sitios del Superfund que filtran toxinas al suelo; y cerca de fuentes de agua contaminadas con productos químicos peligrosos. Así, los habitantes de estas comunidades contraen más enfermedades y se mueren más jóvenes. Y ahora están  sufriendo los peores impactos de la crisis climática—ya sea porque sus viviendas no pueden resistir los extremos climáticos, no pueden costear un acondicionador de aire o no tienen el dinero para mudarse lejos de áreas costeras donde el nivel del mar continúa subiendo. El Nuevo Pacto Verde no puede realmente ofrecer justiciar ambiental si no incluye reparaciones por estos daños. Y las reparaciones no pueden realmente ofrecer justicia racial sin abordar la justicia ambiental”.

Un padre y su hijo en el Callejón del cáncer al sur de Baton Rouge, Luisiana; Getty

Un padre y su hijo en el Callejón del cáncer al sur de Baton Rouge, Luisiana;

Getty

Para que los Estados Unidos se convierta en un líder en la lucha contra el cambio climático, los legisladores deberán liberar sus mentes de la noción neoliberal de que pueden satisfacer los intereses corporativos mientras sirven al bien público. No hay término medio para negociar un plan restaurador y reparador como el Nuevo Pacto Verde con individuos cuyo éxito profesional radica en su capacidad de extraer de la tierra, dejando a su paso el aumento del CO2 y del nivel del mar. Por supuesto, el plan que actualmente tiene el Congreso tiene que refinarse, y su aplicación requerirá una masiva cooperación nacional, local e internacional nunca vista en la historia de la humanidad. Somos capaces de hacerlo. Pero será gracias a que los negros y la gente de color, cuyo activismo obligó a los liberales blancos a incluirnos en el diálogo legislativo porque sabemos que debemos salvarnos, aunque Estados Unidos blanco no quiera ser salvado.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Scientists cross a river on a glacier
El Cambio Climático
Respuestas a tus preguntas sobre el cambio climático 
El Cambio Climático
Las amenazas globales ponen en peligro a las mujeres de color 
by Ambassador Bonnie Jenkins
pentagon aerial view
Las armas nucleares
La política del presupuesto de defensa 
by Terrell J. Starr