¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Una entrevista con Pete McCloskey, un héroe ambiental no reconocido

by Rocky Barker

El congresista McCloskey recuerda la primera vez que el senador Gaylord Nelson le pidió que participara en la sesión de enseñanza ambiental que inspiró a toda una generación.

El ex congresista republicano Paul “Pete” McCloskey es uno de los héroes no reconocidos del movimiento ambientalista moderno.

Es el autor de innumerables leyes ambientales que se aprobaron en la década de los 70, incluida la Ley de especies en peligro de extinción de 1973. Pero su estrecha colaboración con el senador demócrata de Wisconsin Gaylord Nelson, el hombre que concibió la manifestación nacional que celebramos como el Día de la Tierra, hizo que la primera de estas manifestaciones fuera un verdadero éxito bipartidista el 22 de abril de 1970.

Ese día, 20 millones de estadounidenses en 2.000 comunidades y 10.000 escuelas plantaron árboles, limpiaron parques, enterraron coches en tumbas simuladas, escucharon discursos y se manifestaron en contra de la destrucción del planeta. Fue la manifestación más grande en la historia del país, mucho más grande, por ejemplo, que la Marcha de las Mujeres en 2017.

Al senador Nelson se le ocurrió la idea de una “sesión de enseñanza” ambiental luego de un derrame de petróleo de 3 millones de galones en las playas de Santa Bárbara que mató 10.000 aves marinas en enero de 1969. El senador Nelson había sido un conservacionista por mucho tiempo en Wisconsin, el estado natal de John Muir y Aldo Leopold. El historiador ambiental Adam Rome escribió: “El genio del Día de la Tierra fue que el senador Nelson decidió no controlar cada detalle minúsculo de la sesión de aprendizaje, sino que permitió que se desarrollara desde la base”.

Tapa del libro “El genio del Día de la Tierra”, por Adam Rome; Fundación Outrider

Tapa del libro “El genio del Día de la Tierra”, por Adam Rome;

Fundación Outrider

Primero, él se contactó con el congresista McCloskey, un republicano y ex abogado ambiental de California. McCloskey, al ser consultado, se mostró gustoso de llevar una voz bipartidista a la manifestación nacional que, este mes de abril, celebrará su 50mo aniversario, y que se considera el inicio del movimiento ambiental moderno.

Líderes políticos de los dos partidos, incluyendo el presidente Richard Nixon, reconocieron que los temas ambientales eran importantes para los estadounidenses cansados del aire contaminado en las ciudades y de ríos tan tóxicos que se prohibía nadar en ellos. Una generación verde, educada y motivada por cientos de manifestaciones en todo el país, llevaron esas lecciones adelante. El presidente Richard Nixon creó la Agencia para la Protección del Ambiente poco tiempo después.

El presidente Richard Nixon crea la Agencia para la Protección del Ambiente para proteger la salud y el ambiente; Archivos Nacionales

El presidente Richard Nixon crea la Agencia para la Protección del Ambiente para proteger la salud y el ambiente;

Archivos Nacionales

“La voluntad del senador Nelson de dejar que otros se apropien de la sesión de aprendizaje ambiental hizo que el Día de la Tierra fuera aún más impactante”, señaló Rome, autor del libro El genio del Día de la Tierra.

Luego, el congreso aprobó las 28 iniciativas principales que se convirtieron en la base de las leyes ambientales nacionales, incluyendo la Ley de aire limpio, la Ley de agua limpia, la Ley de especies en peligro, la Ley de agua potable segura, la Ley de salud y seguridad ñaboral, la Ley de control de sustancias tóxicas y las enmiendas que fortalecen la Ley de política ambiental nacional. El respaldo de McCloskey, 92, fue clave para la aprobación de esas leyes ambientales fundamentales.

El ex congresista es un subteniente de la Marina que dirigió seis cargas de bayoneta en Corea y volvió a casa con dos Corazones Púrpuras, la Estrella de Plata y la Cruz de la Marina. Su liderazgo en cuestiones ambientales continuó después del primer Día de la Tierra, y sigue luchando por la causa. Espera que el 50mo aniversario inspire a una nueva generación a luchar contra el cambio climático.

El Día de la Tierra 1970 en la 5ta Avenida, Imágenes Getty

El Día de la Tierra 1970 en la 5ta Avenida;

 

 

Imágenes Getty

La hija del senador Nelson, Tia, que ha abogado por la acción climática toda su vida y que se desempeña como Directora de Clima en Outrider, viajó recientemente a la casa de McCloskey y su esposa Helen en Rumsey, California para entrevistar al congresista sobre el primer Día de la Tierra.

Tia Nelson: Háblame de tus reminiscencias de cuando conociste a Gaylord y qué recuerdas de las conversaciones iniciales que tuviste con mi padre.

Pete McCloskey: Pues, en realidad no fue una conversación.

Yo estaba en la Cámara de Diputados, habiendo sido elegido en 1967. Es 1969 así que era mi segundo mandato. El partido Republicano, básicamente me odia, porque yo me opongo a la Guerra de Vietnam. Sé que Nixon es un sinvergüenza. Me había desempeñado como un abogado ambiental y había visto la amenaza ambiental en California, del mismo modo que Gaylord había visto la amenaza de la contaminación en Wisconsin. Pues, entonces recibí una llamada.

Habla Gaylord Nelson, el senador de Wisconsin y estoy patrocinando una sesión de aprendizaje ambiental el 22 de abril y me gustaría que fuera bipartidista y bicameral y me pregunto si estarías dispuesto a ser mi copresidente republicano. Hasta donde yo sabía, no había ambientalistas. Y no conocía a nadie en el Senado, y de todos modos, no me gustaba George Murphy. Así que dije por supuesto. Y luego nos reunimos.

Era simplemente un caballero humilde y tranquilo, y teníamos los mismos puntos de vista para todo. Como la guerra, por ejemplo. Tuvimos tiempo para reunirnos en la Fundación para la Conservación. Así que los tres, Sid (Howe, presidente de la Fundación para la Conservación) íbamos a tratar de recolectar fondos. Sid recaudó 20.000 dólares. Gaylord puso 12.000 dólares del dinero que había recibido por dar unas charlas y consiguió un par de miles de dólares más de unos líderes laborales.

Él quería que fueran los muchachos, que fueran los muchachos quienes lo dirigieran. Quería inspirar a los jóvenes como lo habían hecho las sesiones de enseñanza sobre la guerra. Su gran idea fue aprovechar la energía de los jóvenes para trabajar en buenas causas. No era solo el medio ambiente. Le interesaban los guetos, la pobreza, la justicia social, los derechos civiles. Así que llegamos a conocernos bastante bien. Los dos estábamos de acuerdo en las mismas cosas. Él había estado en la infantería y yo en la infantería con los Marines. Llegué a apreciarlo mucho. Como nadie en el Congreso, fue un mentor y una inspiración para mí. Era un líder, un gran ser humano.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

TN: Sí, ciertamente que lo era.

PM: Amaba a la gente, amaba la tierra. No quería que nadie muriera. No puedo pensar en nadie a quien yo respetara más. Tu padre y yo no éramos simplemente amigos, éramos almas gemelas.

TN: Es inspirador escuchar tus palabras que describen esa época y ese momento tan importante en la historia de los Estados Unidos. Y se lanza la década ambiental, se promulgan más leyes para la protección del ambiente, y tú fuiste el autor de unas muy importantes, la Ley para la protección de las especies en peligro …

PM: Mira, yo desempeñé un pequeño papel comparado a tu padre. Su idea de revolucionar y aplicarles presión a los políticos, por parte de los jóvenes, y de usar la energía de los jóvenes que, tú sabes, siempre han sido los líderes, derechos civiles, derechos humanos, siempre han sido los jóvenes quienes se han enfrentado a las instituciones. No habría podido suceder sin él. Si no hubiera tenido la idea. Si no hubiera recaudado 100.000 dólares para financiar el trabajo de un grupo de muchachos en Washington y luego lo que hicieron después es precisamente lo que él quería.

Convencieron a 7 miembros de la Cámara Baja. Cuando el Congreso convino en enero, dos tercios de la Cámara y el Senado, tanto republicanos como demócratas, se habían convertido en ambientalistas. Revolucionó este país. Él, un hombre, como Martin Luther King. Lo pongo en la misma categoría que el discurso “Tengo un sueño” que pronunció Martin Luther King. Revolucionó el medio ambiente.

Rocky Barker es un escritor medioambiental de Boise, Idaho que se jubiló del periodismo diario en 2018 después de 43 años. Es el autor de “Saving All the Parts: Reconciling Economics and the Endangered Species Act and Scorched Earth: How the Fires of Yellowstone Changed America”.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Letters from children book; Penguin Doubleday Books
El Cambio Climático
Cartas de los niños: el legado del primer Día de la Tierra 
by Frederic J. Frommer
El Cambio Climático
El día que se movió la Tierra: 50 años del Día de la Tierra 
by Tia Nelson
Scientists cross a river on a glacier
El Cambio Climático
Respuestas a tus preguntas sobre el cambio climático