¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

El Cambio Climático

Haz que tu césped sea realmente verde

by Jim Armstrong

Cortar el césped lo hace verse estupendo, pero no tiene nada de estupendo para el planeta.

Cuanto más verde el césped, más contribuye a las emisiones del efecto invernadero. Cada vez que se cortan esas tiernas hojas del pasto de la variedad Kentucky Blue, aumenta el impacto negativo sobre el cambio climático.

Un estudio de la NASA reveló que existen 166.000 kilómetros cuadrados de áreas de césped en los Estados Unidos. El césped es el mayor cultivo agrícola del país, lo que significa que la superficie de césped es mayor que la que ocupan los ocho cultivos alimentarios irrigados más grandes juntos. Otro dato asombroso es que el césped se fertiliza con una cantidad de fertilizante 10 veces mayor a la que se utiliza en los cultivos de alimentos. La situación se agrava ya que en el proceso de fabricación del fertilizante se generan dióxido de carbono, óxido nitroso y metano. Al producir una tonelada de fertilizante, se producen dos toneladas de dióxido de carbono.

Si consideras que los céspedes necesitan mucha pero mucha agua, pues entonces terminas con que tienes un gran problema de cambio climático justo delante de tu casa. Tenemos que hacerlo mejor.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Pero, ¿de dónde vino la idea del césped?

La palabra del inglés medio Launde, se usó por primera vez para definir un claro o lugar abierto en un bosque. Más tarde, la palabra vino a definir las áreas artificiales similares a estos campos abiertos. Los primeros laundes aparecieron primero alrededor de los castillos medievales franceses y británicos pues permitían tener una vista clara y sin árboles del avance de enemigos y cualquier amenaza. Launde también se convirtió en la palabra para describir ese lugar común en los pueblos, un tipo de pradera donde los pobladores pastoreaban sus rebaños de ovejas y ganado. Los animales servían de segadores así también como de fertilizantes.

Durante el Renacimiento en el Siglo XVI, adinerados franceses y británicos extendieron este concepto de Launde aún más, creando céspedes complejos y bien cuidados, que se convirtieron en símbolos de estatus. De hecho, cuanto más corto el césped, más impresionante y poderoso tu hogar, dejando a tus vecinos verdes de envidia.

Hacia el siglo XVII el “prestigio del césped” empezó a llegar a las costas de Norteamérica, una región que no tenía el clima perfecto del norte de Europa para cultivar césped. Además, el pastoreo del ganado había destruido los pastos nativos que existían entonces. Esta falta de césped nativo forzó a los colonizadores a importar semillas de pasto de Europa, y con ellas se importó también la idea del jardín con césped como un símbolo de riqueza y estatus. Los jardines de los europeos ricos en realidad inspiraron la emulación de Thomas Jefferson en Monticello; la de George Washington en la cancha de bolos y el parque de los ciervos y la del ejército de paisajistas en su residencia de Mount Vernon.

Después de la Segunda Guerra Mundial todos se sintieron con derecho al pedacito de jardín con la idílica cerca blanca, y gracias a las hipotecas con bajas tasas de interés financiadas por el gobierno federal, barrios y comunidades periféricos de todos los niveles socioeconómicos empezaron a cultivar jardines de césped y el sueño americano. Sin embargo, este símbolo de estatus acarrea un alto costo.

Tal vez un jardín más natural como este sea una opción para ti; MChe Lee en Unsplash

Tal vez un jardín más natural como este sea una opción para ti;

MChe Lee en Unsplash

Pues entonces, ¿qué se puede hacer para abordar el problema del cambio climático mientras cultivas tu jardín sin sentirte avergonzado o señalado con el dedo?

Podemos continuar disfrutando de nuestros espacios abiertos con césped. Los pastos nativos, las plantas específicas a ciertos ambientes, las flores silvestres, los macizos de flores y las huertas son estupendas alternativas al césped. Hay también “pastos” alternativos como el trébol de bajo mantenimiento, el tomillo rastrero, la menta y la fresa. Estas alternativas también atraen a los polinizadores como los pájaros y las abejas.

Dejar de lado los herbicidas y los fertilizantes sintéticos y, en lugar de ello, airear la tierra, también es mejor para la Tierra. Fortalecer la tierra con hojarasca en lugar de usar fertilizantes químicos es mejor y hacer composta reduce la necesidad de regar y es beneficioso en períodos de sequía y enfermedad.

Para aquellos que quieren ser verdaderamente “verdes” pero no tienen el tiempo o una buena mano para la jardinería, hay servicios que pagan un cierto monto para convertir los jardines en refugios sostenibles. Además, si tienes una huerta en tu refugio sostenible, puedes especificar a qué despensa comunitaria o mercado de productores te gustaría donar los productos.

 ¿Y si todavía hay necesidad de cortar el pasto? Una sola máquina cortadora de pasto contamina tanto como once automóviles que circulan por las carreteras. Los estadounidenses gastan dos mil millones de dólares al año en combustible para cortar el césped. De los 2,4 mil millones de galones de combustible que se usan para los equipos de mantenimiento de jardín, se derraman más de 17 millones de galones, más que el derrame de petróleo del Exxon Valdez en Alaska. ¿La solución? Usa equipo eléctrico. Un cortador de césped eléctrico genera cero emisiones y es silencioso, así que no hay contaminación acústica. Un cortador manual también es una opción.

Ha llegado la hora de dejar de crear páramos verdes que dependen del combustible, gran cantidad de agua y fertilizantes químicos artificiales, y ver cuán verde y benigno al ambiente podría ser tu jardín.

¿Cómo te Afectará el Cambio Climático?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
Composting helps fight climate change; Edward Howell on Unsplash
El Cambio Climático
El compostaje en el jardín de atrás es una gran solución al cambio climático 
by Jim Armstrong
Brent Suter in his family garden; Brent Suter
El Cambio Climático
Brent Suter: del campo de juego a la huerta 
by Brent Suter
El Cambio Climático
Termostatos inteligentes: una solución climática que ahorra energía y dinero