¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

No perdamos la cabeza por los silos en China

by Terrell J. Starr
August 10, 2021

En los últimos meses, los analistas han detectado cientos de silos para misiles en construcción en áreas remotas de China. ¿Es una señal de un cambio en la política nuclear de China?

Mientras Washington y Moscú protagonizaban, por décadas, su carrera armamentista durante la Guerra Fría, Pekín se mantuvo al margen y básicamente dijo, “No. Estoy bien”.

Pero tras varios informes sobre la construcción de cientos de silos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) en los desiertos de China, los expertos en armas nucleares debaten si los dirigentes chinos están reformulando su posición respecto a las armas nucleares y cómo debería responder Washington a esta situación. El Centro James Martin de Estudios sobre la No-proliferación informó por primera vez en junio que imágenes de satélite habían captado más de 100 silos en construcción en un desierto cercano a la ciudad de Yumen, en el noroeste del país, y la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS, por su nombre en inglés) descubrió más de 100 silos adicionales en construcción poco tiempo después.

satellite imagery of the desert.

Construcción de silos para misiles en la región china de Xianjiang cerca de la ciudad de Hami.

Planet Labs, Inc.

Nadie sabe por qué China está construyendo estos silos porque Pekín no ha emitido ningún comentario sobre el descubrimiento; de todos modos, raramente comentan públicamente sobre asuntos militares. La primera vez que Pekín hizo comentarios sobre su política nuclear fue en 2006 en un documento técnico titulado, “La defensa nacional de China en 2006.” Los expertos en China que hablaron con Outrider advirtieron que no se debe reaccionar de manera desproporcionada. Estos expertos señalaron que los Estados Unidos en realidad no tienen más opciones que esperar y ver cuál es el verdadero significado de este aumento en el número de silos.

“El presidente Biden tiene que hablar con los chinos y debe hacerlo discretamente”, señaló a Outrider Gregory Kulacki, el gerente del Proyecto China de Union of Concerned Scientists. “No debe hacerlo por medio de los diarios, no con posturas y no convirtiéndolo en un asunto internacional. Tiene que decirles en privado y en voz baja, “Nos hemos dado cuenta de lo que están haciendo. ¿Qué significa? ¿Por qué lo hacen?”

Biden and Xi Jinping sit in front of American and Chinese flags

Cuando Biden y Xi Jinping eran vicepresidentes, se reunieron en varias ocasiones. En la foto, el entonces vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden (izq.) habla, mientras el entonces vicepresidente chino Xi Jinping lo observa durante negociaciones en Pekín el 19 de agosto, 2011.

NG HAN GUAN/AFP via Getty Images

Una teoría que intenta explicar [la construcción de los silos] es que China quiere un arsenal nuclear conforme a su estatus de potencia mundial geopolítica. Otra es que están preocupados por la capacidad de defensa antimisiles de Estados Unidos y quieren contrarrestarla con más misiles balísticos intercontinentales. También existe la teoría de que, como China tiene tan pocos misiles balísticos intercontinentales, teme ser vulnerable a un ataque. Por tanto, China está aumentando el número de silos para poder instalar sus misiles en cualquiera de ellos, obligando así a un adversario a hacer conjeturas sobre dónde están ubicados. Los expertos entrevistados por Outrider tienen la teoría de que los chinos no tienen la intención de llenar todos los silos en construcción.

Los expertos sostienen que China tiene menos de 300 ojivas operativas, una cifra acorde con la política expresada por ellos mismos de que un arsenal pequeño es más eficaz para la disuasión. Pero son pocos los expertos que siguen de cerca el programa de armas nucleares de China que consideran que este país dejará de construir silos.

“Considero que los líderes chinos están resueltos a mejorar sustancialmente la capacidad nuclear de China porque tienen esta percepción de amenaza en al ámbito geopolítico”, señaló Ton Zhao, un catedrático emérito del programa de política nuclear de la Fundación Carnegie. Y si esto está impulsando el desarrollo nuclear de China, pues entonces hay poca esperanza de que Estados Unidos pueda hacer que China detenga o paralice su movilización nuclear. Si el desarrollo nuclear está impulsado por otras razones, tal como el sistema de misiles de defensa de los EE.UU, entonces podría haber algo de espacio para la negociación. Pero creo que la preocupación geopolítica es hoy en día un impulsor mucho más importante”.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Matt Korda, que encontró el segundo grupo de silos con sus colegas de FAS, considera que el camino más claro para controlar el arsenal chino es por medio del control de armas. Pero Korda sostiene que esa es una tarea casi imposible porque China viene indicando, desde hace muchos años, que no irá en esa dirección ya que su arsenal todavía es mucho más pequeño que el de Estados Unidos y Rusia. Dependería de Washington y Moscú bajar a un nivel similar al chino antes de entablar un diálogo para el control de armas, indicó Korda. Incluso China lo admitió el verano pasado cuando Fu Cong, jefe del departamento de control de armas del Ministerio del Exterior de China dijo que ellos se sumarían a un tratado de control de armas con Estados Unidos si Washington estuviera dispuesto a disminuir el número de sus misiles.

Otra razón por la cual China no está realmente interesada en el control de armas es porque sabe que los problemas que más le preocupan no están en la mesa de negociación. 

“Los chinos se sienten particularmente preocupados por la naturaleza desestabilizadora de los misiles de EE.UU.”, dijo Korda. “Esto también preocupa a Rusia. Cuando el gobierno del presidente Bush se retiró del tratado de limitación de misiles antibalísticos en 2001, China y Rusia dijeron abiertamente que esto constituía una medida altamente desestabilizadora. Dicho esto, si Estados Unidos no está dispuesto a colocar algo sobre la mesa, y personalmente yo creo que eso debería ser algún tipo de límite en la defensa con misiles estadounidense, no veo realmente que China esté dispuesta a sentarse a la mesa de negociaciones”.

President George W Bush stands at a podium flanked by cabinet members

El 13 de diciembre de 2001durante el anuncio de la retirada del Tratado de Misiles Antibalísticos de 1972 para despejar el camino hacia la creación de un sistema de defensa antimisiles, el presidente George W. Bush se dirige al jefe del Estado Mayor Conjunto, Richard Myers (izq.), al secretario de Estado, Colin Powell (2do izq.), al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld (2do der.) y a la consejera de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice.

Alex Wong/Getty Images

De cualquier manera, la opinión es que Estados y Rusia tendrían que renunciar a algo y tendría que ser algo importante. La Casa Blanca podría reconsiderar la defensa antimisiles porque, como escribió Michael Krepon a principios de este año, EE.UU. todavía no ha desplegado ninguna defensa viable contra los ataques con misiles balísticos, que era el objetivo de retirarse del Tratado ABM. En todo caso, el desarrollo de vehículos planeadores maniobrables por parte de China y Rusia prueba precisamente lo contrario. Si bien ni Moscú ni D.C. están dispuestos a reducir sus reservas actuales– de hecho, los dos países tienen programas de modernización tremendamente costosos– la Casa Blanca podría tener que reconsiderar si realmente quiere demostrarles a los chinos que son serios negociadores en materia de no proliferación. Tales concesiones serían beneficiosas para todos los interesados si los políticos a cargo exhibieran la valentía y determinación para considerar la posibilidad.

Un punto en el que coincidieron todos los expertos con los que habló Outrider es que China cree que la política de Estados Unidos, ya sea económica o diplomática, ha sido muy hostil. La política de “giro hacia Asia” del ex presidente Barack Obama se considera como algo que ha tenido un impacto perjudicial en las relaciones entre EE.UU y Pekín, y solo empeoró luego de las guerras comerciales del ex presidente Donald Trump.

“Hay muchas hipótesis diferentes que se barajan en artículos e informes en los diarios”, señaló Kulacki. “Pero hasta no tener la oportunidad de hablar con los chinos sobre estos silos para misiles, en realidad no tendremos información confiable sobre la razón por la que han decidido construirlos”.

Lo mejor en estos momentos es no reaccionar de forma exagerada. Cualquier acción hostil que se perciba, probablemente empeore aún más el malestar de Pekín respecto a su posición geopolítica. Existe también la posibilidad de reducir el arsenal nuclear de los Estados Unidos para atraer a China a unirse a un tratado de armas que, aunque doloroso, podría ser el mejor compromiso para todas las partes interesadas.

Lecturas relacionadas
A missile is paraded down a street past the the kremlin.
Las armas nucleares
Estados Unidos y Rusia: una carrera armamentista hacia ninguna parte 
peace activists with Biden and Putin masks
Las armas nucleares
Biden y la política de ‘No primer uso’: una oportunidad que hay que aprovechar 
by Emily Enright
painting of statue of liberty with a skull for its face
Las armas nucleares
¿Los Estados Unidos siguen siendo una gran potencia? 
by Ambassador Bonnie Jenkins