¿QUIÉN ES OUTRIDER?

Outrider cree que los desafíos globales que enfrentamos juntos deben resolverse trabajando juntos.

Entre las mayores amenazas para el futuro de la humanidad se encuentran las armas nucleares y el cambio climático global. Outrider hace la audaz afirmación de que ambas amenazas pueden superarse, y no solo por los hacedores políticos, sino también por las personas con las herramientas adecuadas e inspiración.

Las armas nucleares

¿Qué pueden hacer los jóvenes, como tú, respecto a las armas nucleares?

by Erin Connolly / Dr. Sara Z. Kutchesfahani

Las generaciones más jóvenes están demostrando ser ciudadanos vocales que tienen un impacto en la política estadunidense.

Los jóvenes están haciendo oír sus voces, ya sea como líderes de la “Marcha por Nuestras Vidas” (March for Our Lives) o participando en otros movimientos como la “Marcha de las Mujeres” (Women’s March), o en un sinnúmero de grupos sobre cambio climático. Los orígenes de este activismo están presentes en nuestro entorno. Podemos ver y sentir, directamente, las consecuencias del cambio climático gracias a huracanes más intensos, veranos más calurosos e inviernos más fríos.

La “Marcha de las Mujeres” es un reflejo de los esfuerzos más recientes a favor de la equidad, de mayores oportunidades y de seguridad para las mujeres. La violencia armada, además, es un tema muy sensible para esta nueva generación de electores: el número casi interminable de tiroteos; los cierres de emergencia en campus y simulacros obligatorios de “tiradores activos”, hacen que el debate de políticas sobre el uso de armas resulte ineludible.

En medio de estos temas críticos, las armas nucleares continúan figurando en los titulares de los diarios, pero por lo general no logran llegar al público menor de 40 años. De hecho, el silencio entre los jóvenes estadunidenses sobre los temas nucleares es ensordecedor. Si esto continúa, la falta de conciencia y compromiso tendrá consecuencias políticas importantes.

Es innegable que la política en materia de armas nucleares es compleja y confusa. Algunos incluso podrían llamarla intimidante. Al ser un tema complejo, no suele estar permitida la participación de los que no son expertos. Pero a pesar de la inaccesibilidad de la política nuclear, y hasta quizás por ello, la guerra nuclear sigue siendo como una de las amenazas globales más importantes, si no la más importante.

Las armas nucleares y el cambio climático se consideran a menudo los más grandes retos a la seguridad internacional. Sin embargo, a diferencia del cambio climático, que ha atraído la atención e inspirado importantes campañas nacionales de acción, las generaciones mas jóvenes de electores permanecen indiferentes a la existencia del arsenal nuclear estadunidense y a los millones de dólares que se gastan en mantenerlo. El cambio climático es un serio problema que debe abordarse. Un informe reciente ha resaltado las devastadoras consecuencias si no se hace nada antes de que termine este siglo. Sin embargo, tan solo la detonación de 100 armas nucleares de 15 kilotones –de un arsenal global de casi 15 mil armas nucleares– es suficiente para crear un “Invierno Nuclear” y hacer de la Tierra un lugar inhabitable.

See our new projects first
We publish 1-2 stories each month. Subscribe for updates about new articles, videos, and interactive features.
 

Entonces, ¿que pueden hacer los jóvenes, como tú, para involucrarse en el tema?

Paso 1. Infórmate.

La política nuclear se enseña como una reliquia de la Guerra Fría y no como un tema de política contemporánea, si es que siquiera se enseña en escuelas secundarias o universidades. Por suerte, existen muchas otras opciones para informarse sobre políticas nucleares pasadas, presentes y futuras. Recursos en línea; transmisiones en vivo de seminarios abiertos al público y discusiones en un sinnúmero de think tanks; fichas técnicas de varias organizaciones especializadas; información sobre iniciativas en escuelas como el proyecto educativo “Nuclear Weapons 101” enfocado a sitios relacionados con el “Proyecto Manhattan”; y “Girl Security”, que forma a jóvenes mujeres interesadas en temas de seguridad nacional. El punto es que no necesitas convertirte en un experto en política nuclear para estar consciente o apasionarte por los temas políticos nucleares.

two women teach a high school class

Las autoras, Erin Connolly y la Dra. Sara Kutchesfahani, hablan sobre armas nucleares en una clase de escuela superior. Centro para el Control de Armas y No-Proliferación.

Center for Arms Control and Non-Proliferation

Paso 2. Participa en otras iniciativas activistas.

La guerra nuclear, como el cambio climático, podría causar efectos devastadores en el medio ambiente. Los grupos comprometidos con la protección del planeta y la gente que lo habita deben unir fuerzas. Organizaciones como “Beyond the Bomb” cuentan con una red a través del país para educar a la ciudadanía e involucrarse en legislación nacional entorno a las armas nucleares. Los grupos ambientalistas locales son un testimonio del hecho de que no es necesario estar en Washington D.C para influir en política. Juntos, activistas nucleares y ambientalistas pueden cambiar radicalmente el statu quo de la política nuclear.

Paso 3. Comienza a discutir el tema… y no te detengas.

No hay duda de que los jóvenes pueden generar un cambio, incluso en un problema tan peligroso como la guerra nuclear. Ya es hora de que los “Millennials” y la “Generación Z” sumen sus voces a este debate tan importante.

Pregúntales a tus representantes qué es lo que están haciendo sobre los riesgos nucleares. Pregúntales si están trabajando para preservar los tratados internacionales y mejorar la seguridad. Pregúntales a tus padres y maestros qué opinan de estos temas.

Pregúntales a los políticos cuál es su posición.

El solo hecho de preguntar genera una mayor atención al tema. Tus representantes no sabrán lo que es importante, a menos que tú se lo digas.

Está bien no tener todas las respuestas.

Existen muchos recursos disponibles que te ayudarán a navegar a través del laberinto nuclear.

El gobierno estadunidense planea gastar $1.2 trillones de dólares en los próximos 30 años para cubrir el costo de renovar y optimizar la totalidad de su arsenal nuclear, sin tomar en cuenta lo que es realmente prioritario. Esta pesada carga financiera va a reducir el presupuesto para invertir en otras cosas que necesita el ejército y que afectan las misiones que se llevan a cabo actualmente y que no tienen nada que ver con armas nucleares. Considera los cambios que nuestro país y el planeta podrían ver si una pequeña fracción de esos dólares se destinaran a reducir la deuda estudiantil o a confrontar el cambio climático, financiar los servicios de salud y el control de armamento. Y ahora ¿te sientes inspirado a involucrarte?

Este contenido fue creado en colaboración con el Centro para el Control de Armas y No-Proliferación. Las autoras, Erin Connolly y la Dra. Sara Z. Kutchesfahani, son Asistente de Programa y Analista Política Senior, respectivamente.

¿Qué pasaría si una bomba nuclear explotara en tu patio trasero?

Infórmate mejor
Lecturas Relacionadas
hand smashes warhead model
Las armas nucleares
¿Cómo destruir un arma nuclear? 
by Outrider Staff
two women with raised fists
Las armas nucleares
¿Qué tiene que ver el feminismo con la política nuclear? 
by Marissa Conway
Las armas nucleares
Acciones locales para cambios globales 
by Jasmine Owens / Tara Drozdenko